02/10/2020

Neuquén: otra entregada de la dirección del sindicato contra los petroleros

De reclamar 43% a la entrega.

Guillermo Pereyra, secretario general del sindicato de petroleros de Neuquén, Río Negro y La Pampa.

El secretario general del sindicato de petroleros de Neuquén, Río Negro y La Pampa, Guillermo Pereyra, acaba de firmar un acuerdo ruinoso con YPF, que marcará una tendencia para el conjunto de la negociación salarial del sector. Pereyra pasó de reclamar el 43% para la paritaria 2020-2021, vencida en marzo, a aceptar borrar todo reclamo actual  a cambio del pago pendiente del 16,2% de la paritaria de 2019… ¡en noviembre 2020 y febrero de 2021! Eso, más dos bonos que de ninguna manera compensarán la pérdida salarial.

En lo hechos, se ha liquidado la paritaria del presente año a cambio de que las empresas paguen dos sumas fijas de $30.000 por única vez (falta confirmar si incluye a los suspendidos). Implica una baja salarial considerable, que no permite recuperar la mitad de lo perdido por la inflación desde el vencimiento de lo pactado en 2019. Tampoco se anuncia la vuelta al trabajo de los suspendidos, por lo que los yacimientos seguirán con la fabulosa productividad que obtienen las empresas con las “guardias mínimas”, a costa de la fexibilización laboral.

De esta manera la burocracia petrolera ha superando todas las entregas, como UPCN que firmó por el 7%, ya que ni siquiera hay paritaria a siete meses de vencida. De esta manera la “nac&pop” YPF encabeza la línea de ajuste y flexibilización laboral, picando en punta como lo hizo al reclamar un aumento del 30% en la productividad.

El también “nac&pop” nuevo secretario de Energía, Darío Martínez, debuta así con tarifazos, aumento de los combustibles y superexplotación obrera en las petroleras.

Las empresas tienen un objetivo: bajar los llamados “costos salariales”, mayor aumento de la productividad y mantener suspendidos al 80% de los obreros, con salarios reducidos a la mitad o menos. Pereyra paso a paso va entregando cada reclamo de las patronale; con los “retiros voluntarios” de un 15% de la fuerza laboral, se ha preparado el terreno para el aumento de la productividad -incluso si regresan a los yacimientos todos los suspendidos.

Solo la regimentación del Estado, las patotas del sindicato y la coacción de las patronales pueden por ahora bloquear la reacción desde la base. Más que nunca es importante deliberar sobre los ataques y la ofensiva de las petroleras y el gobierno, organizando reuniones y asambleas para enfrentarlos.

Abajo el acuerdo ruinoso de Pereyra con las empresas.

En esta nota

También te puede interesar:

Continúa el plan de lucha contra un régimen de ajuste y de hambre.
Se prepara una delegación para marchar este 25N por la tierra y la vivienda.
YPF subió los precios por cuarta vez desde agosto.
Denunciamos este nuevo privilegio y se organiza la lucha por su anulación.
Camino a la temporada hay que profundizar la organización antiburocrática para luchar por un salario digno y todos los derechos.
El FMI, los bonistas y Vaca Muerta.