03/11/2020
rio negro

Fiske Menuco: conferencia de prensa del B° La Esperanza denuncia al estado represor

Las familias trabajadoras se han planteado la continuidad de un plan de lucha, y en las calles por el derecho a la tierra y a la vivienda.

Luego del brutal e ilegal desalojo represivo realizado el sábado 31 sobre las familias trabajadoras del B° La Esperanza que luchan por tierra y vivienda, la Asamblea de dicho barrio ha realizado una conferencia de prensa en las puertas de la municipalidad, hoy gobernada por el Frente de Todos, encabezado por la intendenta María Emilia Soria.

La vía libre para la represión y el desalojo lo había dado, tiempo atrás, por un lado el gobierno nacional de Alberto Fernández del Frente de Todos, que le permitió al gobernador de Buenos Aires y su aliado Axel Kicillof, también del Frente de Todos, y a Sergio Berni, su ministro de Seguridad desalojar represivamente la ocupación de Guernica.  Por otro lado, la propia gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras de Juntos Somos Río Negro, que desalojó semanas atrás en El Foyel.

Es decir, las reuniones previas entre el presidente y la gobernadora antes de los mencionados desalojos fueron para acordar y aplicar la política represiva del estado contra las luchas de la clase trabajadora, entre ellas la lucha por tierra vivienda, y le han dado vía libre a que los estados municipales también la apliquen. De conjunto como señalamos desde el Partido Obrero ha sido un mensaje por elevación a las exigencias de gobernabilidad de especuladores y del FMI.

En la conferencia Maximiliano, delegado de la asamblea, y que ya había salido en la mañana más temprano en varios medios radiales detalló como fue el operativo represivo. «No hubo diálogo, sólo vinieron a reprimir». «Desmentimos que no había niños y niñas» y denunció que “los organismos de DD.HH. y de los derechos del niño/a llegaron después, como también el fiscal». Esto se corroboró cuando ya la represión se había ultimado, cuando periodistas locales, también reprimidos se acercaron para dialogar con el fiscal Romero, quién miraba complaciente la represión y el desalojo junto a Jara, comisario general, la defensoría de menores y la secretaria de derechos humanos. En ese conglomerado se afirma que la responsabilidad, pero también la orden para reprimir y desalojar parten del estado.

Por su parte una vecina manifestó que «vinieron a reprimir/tiraban a metros sin pensar en nada ni nadie». Continuó afirmando que «a las mujeres nos atacaron y reprimieron con chicos/as en brazos», y que «los organismos de DD.HH., de la niñez y el fiscal sólo protegieron a los suyos».

Por último, Miguel Zeballos dio la terrible noticia de que una trabajadora embarazada había perdido el embarazo luego de la represión. Como el representante legal de las familias trabajadoras reclamo y denunció «que el operativo fue ilegal, represivo y una verdadera cacería». «El Estado es el principal responsable, de la represión, de las detenciones y las ilegalidades cometidas, pero también de no dar solución a la problemática habitacional de las familias trabajadoras», sentenció Zeballos.

En ese sentido esta tarde a las 19 horas se realizará una asamblea entre las familias y quienes acompañamos la lucha para definir como sigue la lucha por tierra y vivienda. A estas alturas las propias familias concluyen que el estado, en manos de Arabela Carreras en la provincia, y de María Emilia Soria en la localidad de Fiske Menuco apuestan a reprimir la organización de la clase trabajadora que lucha por sus más elementales y trascendentales reivindicaciones. Con todo esto sobre la mesa, la asamblea de las familias trabajadoras del B° La Esperanza se han dado cuenta que tienen que organizarse de manera independiente, pero también que tienen que unirse a otros sectores de la clase trabajadora en lucha, que atraviesa de igual manera la problemática del acceso a una vivienda digna.

Todo el apoyo a las familias trabajadoras del B° La Esperanza, y a todas las ocupaciones de otras partes de la provincia. Por la conformación de un frente único de lucha de todas las ocupaciones de tierras de las familias trabajadoras en toda la provincia. De igual manera nos solidarizamos con los pueblos originarios, que se encuentran en un proceso de recuperación de tierras, y los convocamos a apoyar esta lucha.

Basta de represión. Tierra para vivir, no para especulación. El estado es responsable.