12/10/2020

Guernica: aún sin solución concreta, el gobierno levantó la mesa de “negociación”

Tras un mes de dilaciones de Larroque y Kicillof, el gobierno solo “propone” el desalojo.

Foto: Lidia Barán @lidia.mbaran, ojoobrerofotografia

Cerca de cumplirse los tres meses desde que comenzó esta gran lucha por tierra y vivienda, las familias de la recuperación de tierras de Guernica siguen reclamando una solución concreta a su reclamo por un pedazo de tierra donde poder afincarse y construir su vivienda.

El anuncio del gobierno, de que habría unos 3.000 lotes en el distrito de Presidente Perón para satisfacer esta urgente necesidad social que se expresa en la emblemática lucha por tierra de Guernica, no llegó a tomar una forma concreta. En la mesa de “negociación” de la última semana los funcionarios habían propuesto ir a visitar las tierras disponibles este fin de semana, pero sin embargo incumplieron con esto, e incluso cancelaron las reuniones que habían convocado cortando todo diálogo.

Solución no, ultimátum sí

Lo último que “arrimó” el gobierno es lo que viene sosteniendo desde hace semanas, que no implica una solución al reclamo; Larroque y su “troupe” de funcionarios plantean que las familias deben desalojar pacíficamente el predio antes del 15 de octubre, y esperar durante 6 meses a que se les entregue un lote de tierra con servicios que nunca mostraron, es decir, un ultimátum. No explican qué harán durante ese tiempo las 1.904 familias que fueron censadas, que en realidad son más debido a lo improvisado del censo que hizo el gobierno.

Ratificando lo que anunciaron desde un comienzo, Larroque vino a Guernica a realizar un desalojo “pacífico” en una primera etapa de un plan que se complementa con el desalojo violento de Berni con la Bonaerense. Esta es la política del falso “progresista” Kicillof, que en decenas de otras ocupaciones directamente avanza con desalojo y represión, junto con los intendentes del conurbano.

Pero este plan en Guernica fracasó porque las familias en su inmensa mayoría no han cedido a estos aprietes, ni a este ultimátum y exigen una solución concreta. Las familias en asambleas y reuniones de delegados se han pronunciado reiteradamente por el reclamo de tierra por tierra, no tierra por promesas. Incluso se lo han hecho saber al propio Larroque y a sus funcionarios cuando intentaron ingresar al territorio infructuosamente, y todavía sangran por esa herida. Los del “Estado presente” -para el desalojo- no fueron bienvenidos por los vecinos porque no tienen una solución frente a un problema social que afecta a 4 millones de familias en todo el país.

El ataque a las organizaciones

En este cuadro, y a pocos días de la fecha del desalojo que es el 15 de octubre, el ministro Larroque largó una serie de ataques a las organizaciones sociales que apoyan esta lucha intentando preparar políticamente el escenario del desalojo. Hace varias semanas, Berni, Kicillof, Fernández y Frederic, colocaron en el casillero de la delincuencia a las familias que sin poder pagar el alquiler por el aumento de la miseria social o por el hacinamiento de sus hogares en plena pandemia, ocuparon los terrenos de Guernica, lo que no les ahorró una crisis en su propia base social. La postergación de los desalojos en parte se explica por ese factor.

Ahora el gobierno intenta desnaturalizar esta lucha por la tierra y la vivienda, que expresa un problema social con raíces profundas y que tiene a todo el régimen político y sus partidos como responsables de su profundización, responsabilizando a las organizaciones sociales por su supuesta intransigencia.

Pero alerta en este punto, que es necesario poner de manifiesto con claridad que el gobierno nunca puso en pie una negociación real ni una propuesta de solución, ni siquiera se molestó de contestar la propuesta elaborada por los vecinos que se apoya en leyes vigentes como la 14.449 que señala que los countries deben ceder el 10% de los terrenos para loteo social.

Las organizaciones que se reclaman populares y que están apoyando esta lucha no pueden “comprar” el relato del gobierno que intenta colocar la responsabilidad en las organizaciones que intervenimos en este conflicto. Las fuertes presiones del gobierno con amenazas y aprietes de todo tipo deben ser enfrentadas con una orientación independiente del Estado y con la confianza en las familias de Guernica que a pesar de los meses de lucha pasando frío y lluvias con una enorme esfuerzo, se aferran a su reclamo por tierra con una firmeza memorable.

La tierra se puede ganar

Guernica es el emblema de una lucha por tierra para vivir que se extiende por todo el país. El apoyo a Guernica retroalimenta los demás asentamientos o recuperaciones de tierra que se cuentan por decenas y decenas en la provincia de Buenos Aires. La realización de un pre-encuentro entre diferentes ocupaciones de la zona metropolitana será un hecho político que reforzará esta lucha y todas las luchas por tierra para vivir, colocará una perspectiva para un movimiento que seguirá extendiéndose producto de la crisis que atraviesa el país, y debe ser una instancia de unificación en la acción y por un pliego reivindicativo común de todas las luchas por tierra y vivienda, y por la urbanización.

En esta nota

También te puede interesar:

Reforma laboral en la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE).
El Estado nacional cedió a Racing Club 32 hectáreas del humedal "Reserva Natural Laguna de Rocha".
El Polo Obrero se prepara para la lucha contra el régimen de hambre y miseria de Ishii que gobernó las últimas décadas.
Vamos por su implementación efectiva.
A dos meses del último femicidio ocurrido en la ciudad. El tercero en menos de un año.