20/10/2021

Merlo: los anuncios de Menéndez en vivienda, una burla para los vecinos

Gustavo Menéndez, el intendente de Merlo, continúa con sus intentos desesperados para remontar los resultados adversos que obtuvo en las primarias de octubre, en las cuales retrocedió del 62% de votos al 39% respecto a las Paso 2019. Para esto, no se pierde la ocasión de montar un acto en base a cualquier mínima acción que realiza: esta semana que pasó fue el turno de hacer un anuncio sobre viviendas. Junto a Jorge Ferraresi, de Desarrollo territorial y hábitat, hizo entrega de apenas treinta viviendas en el Parque San Martín que están muy lejos de cubrir las necesidades habitacionales de la población local.

Este es el segundo anuncio de este tipo que hacen en el año: el anterior terminó es un escándalo porque una investigación periodística reveló que quienes habían recibido las escrituras eran personas vinculadas al intendente, llegando incluso a beneficiarse funcionarios públicos.

Merlo es un paraíso para los especuladores inmobiliarios: en los últimos años han proliferado cantidad de edificios en Merlo centro, ya sea del lado norte o del lado sur, lo mismo en la localidad de Padua. Departamentos con valores y precios que llevan a que cualquier trabajador termine trasladando la mayor parte de sus ingresos a su locador. Incluso el Concejo Deliberante se reunió este año para habilitar la construcción de edificios más altos, elevando el precio de las parcelas -algo votado por oficialistas y opositores por igual. Pablo Cocuzza, el mismo que acompañó a Menéndez en sus viajes al exterior (Infocielo, 15/1/20), y quien ocupa una de las principales candidaturas en la lista de Juntos, es un empresario que se beneficia de los altos precios en dólares que alcanza la vivienda; basta pasar frente a la vidriera de su inmobiliaria en la calle Sarandí para ver el volumen de negocios que administra, montando un negocio millonario sobre la necesidad de viviendas del distrito.

La contracara de esta situación es la cantidad de barrios precarios y la política que se da hacia ellos: en Mariano Acosta, el barrio La Pradera, donde funciona uno de los comedores del Polo Obrero, se encuentra amenazado por una orden de desalojo cuando los vecinos vienen reclamando que se inicie un plan de créditos accesibles y se genere trabajo a través de un plan de obras públicas para urbanizar la zona.

Desde el Partido Obrero venimos denunciando esta situación y acompañando y organizando la lucha de los vecinos por el acceso a viviendas en condiciones. No es de extrañar que en este marco saliera Menéndez a atacarnos y dar órdenes de robar las boletas del Frente de Izquierda frente a la posibilidad de que ingrese al Concejo Deliberante nuestra compañera Flavia Tesone, después de los resultados de las Paso que nos ubican como la tercera fuerza en el distrito. Defendamos el voto a la izquierda, para instalar en el Concejo Deliberante la agenda de los trabajadores.