29/12/2021

Los incendios avanzan sin control ni recursos para apagarlos en 8 provincias del país

Fuera Cabandié. Necesitamos soluciones.

Los incendios ya alcanzan a ocho provincias en Argentina, y la mayoría están sin controlarse. A los que avanzan en cinco provincias, en las últimas horas se sumaron nuevos focos en Córdoba, Santa Fe y Corrientes. En Río Negro por ejemplo, fue el propio secretario de Defensa Civil de la provincia, Adrián Iribarren que dijo que el paso a El Manso, una zona de las más afectadas en la Comarca Andina se encuentra cortado para el turismo y todo el tránsito, a excepción de quienes están en primera línea combatiendo las llamas. En toda esa zona los incendios llevan más de 20 días, y como dice Iribarren; «se esperan vientos del Oeste, y puede complicar». El secretario comenta sobre el final que la situación a la que estarán expuestos será crítica.

Las palabras de Iribarren parecieron premonizar una noticia que acaba de conocerse hace instantes en Aluminé, provincia de Neuquén, donde un helicóptero cayó combatiendo los incendios.

Resulta en este cuadro llamativo, y debe alertarnos, que la posición que ha tomando el ministerio de Ambiente del nuevo gobierno del Frente de Todos sea no dar informes oficiales sobre el estado de situación, ni atender a la prensa.

“Estos fuegos están ayudados por la sequía, pero son intencionales. Son provocados por manos humanas para emprendimientos inmobiliarios o ganaderos”, dijo un portavoz de GreenPeace Argentina, toda una definición de hacia dónde deberían apuntar las investigaciones, y que choca de frente con las declaraciones del ministro de Ambiente Juan Cabandié, realizadas en su Twitter: «Tenemos que exigirle a la justicia que aprese a cada responsable y replantearnos como sociedad nuestros métodos productivos”, publicó este miércoles el ministro.

Sin embargo él es responsable de un área y funcionario de una alianza que defiende y promueve producciones capitalistas de tipo extractivistas, como la megamineria, el fracking o las granjas porcinas. Esto lo demuestra desde el derrame de petróleo en Río Negro producido por Oldelval SA, de la cual YPF es la petrolera principal, hasta el intento de zonificación en Chubut, volteado por el Chubutazo.

“No hay plan B. La solución tiene que ser sostenible” concluyó Cabandié en su cuenta de Twitter, confesando que el plan A, de saqueo y contaminación se está llevando adelante, y no es sostenible. El ministro de Ambiente, sacudido por fuertes críticas, incluso desde su propia alianza intenta mantener en la agenda un discurso proteccionista del ambiente, pero los hechos demuestran que las definiciones políticas van en contra, y tienen una orientación netamente capitalista. El ministro se ve forzado así a mantener un doble discurso, que ha tirado por el suelo su imagen, incluso entre su propio sector, sea este camporista o kirchnerista.

Ante los sucesos que son de público conocimiento, es decir, el avance de los incendios en al menos ya 8 provincias sin que el ministro Cabandié accione, exigimos inmediatamente los recursos para detener ya los avances de los incendios, recursos para quienes combaten en primera línea y un informe de situación de los incendios de cada provincia.

Fuera Cabandié, responsable del avance de las políticas de saqueo e incendios en el país.

También te puede interesar:

En el medio de las negociaciones con el Fondo.
“Necesitamos profundizar la minería” declaró frente a gobernadores y empresarios.
Por aumento salarial, jubilación anticipada, reconocimiento de trabajo de alto riesgo, pase a planta e indumentaria.