Educación

24/5/2022

CABA: este 31/5, vamos a la Marcha Educativa

Contra el ajuste en educación y por nuestres docentes.

Clase pública en Legislatura. Imagen: Fede Imas Ojo Obrero.

Uno de los ámbitos en donde el gobierno nacional de los Fernández y el gobierno de la Ciudad, encabezado por Rodríguez Larreta comparten la agenda es en su política educativa. Mientras el gobierno nacional ajusta el presupuesto educativo nacional con un tercer aumento a la baja (23% frente a una inflación proyectada del 60%), el gobierno de CABA replica este ajuste y lleva adelante dos reformas simultáneas: la del Estatuto Docente, como la imposición de las pasantías gratuitas de les estudiantes secundarios.

La docencia universitaria

Uno de los sectores más golpeados por el ajuste llevado adelante por el gobierno nacional, es la docencia universitaria. En un reciente comunicado, la Asociación Gremial Docente (AGD), el sindicato que nuclea a les docentes de la UBA, denuncia que les docentes universitarios perdieron 27% de su poder adquisitivo entre diciembre de 2015 y abril de 2022. En este marco, la dirección de Conadu firmó un acuerdo paritario que contempla un aumento del 41% del salario en cuatro cuotas.

Como señala oportunamente su comunicado, este acuerdo no solo consolida la pérdida salarial del período citado, sino que frente a un proceso inflacionario en alza, la profundiza. Esta nueva escala salarial deja a una franja cada vez mayor de la docencia universitaria bajo la línea de pobreza, confirmando lo que denunciaron los sindicatos combativos que adhirieron a la Marcha Federal Piquetera: incluso los trabajadores del sector formal están bajo la línea de pobreza. Es a partir de esta situación, que la AGD acompaña el paro impulsado por Conadu Histórica, convocado para el 23 y 26 de mayo.

CABA: reforma del Estatuto Docente y prácticas gratuitas

Quien no quiso ser menos es Horacio Rodríguez Larreta. El jefe de gobierno porteño, y presidenciable en 2023, pisa el acelerador de las reformas anti educativas, intentando demostrar que es otro gran alumno del FMI. El 12/5, la Legislatura porteña aprobó la reforma del Estatuto Docente, que tiene como algunos de sus puntos principales, el salario por mérito, la creación de cursos arancelados bajo el argumento de la formación permanente y la no titularización de les docentes del nivel terciario.

El salario por mérito constituye un doble ataque a la docencia. Además de significar un ataque salarial, el gobierno de la Ciudad busca responsabilizar a la docencia del desguace educativo, desligando la responsabilidad del estado que no garantiza las condiciones elementales para el desarrollo del intercambio pedagógico: desde las pésimas condiciones salariales, la falta de cupos o inclusive el pésimo alimento de los comedores escolares. En segundo lugar, la creación de los cursos arancelados es algo harto conocido, y ya llevado adelante en todas las universidades nacionales: mediante la quita de contenidos de las carreras de los terciarios, estos cursos de carácter obligatorio, no son más que una privatización escondida de los planes de estudio, tendiendo a reforzar la Unicaba y el cierre de los profesorados.

Por último, la no titularización de les docentes del nivel terciario, habilita a que miles de docentes que laburan en condición de interinos, en algunos casos hace más de 10 años, puedan perder sus cargos, recortando aún más la planta docente y reforzando el vaciamiento de los terciarios. Del otro lado de la General Paz, el gobierno de Axel Kicillof, impulsa el ATR, caracterizado por una profunda precarización a les docentes en las que los mismos están obligados a llevar adelante cualquier tipo de tareas por fuera del Convenio Colectivo de Trabajo.

La otra reforma educativa que puso en práctica el gobierno porteño, es la introducción de las pasantías gratuitas de les estudiantes secundaries del último año. Esta reforma, que Rodríguez Larreta impulsó en el año 2017 bajo el nombre de “Secundaria del Futuro”, es una reforma impulsada por el conjunto de la clase capitalista para introducir mano de obra gratuita, desplazando la mano de obra rentada, a su vez que desvaloriza el valor de la misma mediante una creciente descalificación a partir de la degradación educativa. El propio Jefe de Gobierno admitió en una reciente nota con el diario Clarín que la reforma laboral arrancó en CABA ¡con les estudiantes!

Lo que es necesario señalar, es que esta reforma está lejos de ser una ocurrencia de Larreta: en esa misma línea iba la LEN impulsada por Daniel Filmus en 2006, en la que el entonces ministro de educación de Néstor Kirchner, y actual ministro de Ciencia y Técnica bajo el gobierno actual (del riñón cristinista), buscaba impulsar la relación de la escuela secundaria con el “mundo del trabajo”, avanzando también en el proyecto de imponer pasantías.

Les estudiantes tenemos que intervenir: que los centros y federaciones movilicen

Mientras las burocracias sindicales dejan pasar el ataque a los salarios, las conducciones de los centros de estudiantes ligadas a ambos gobiernos, desde los dirigidos por el kirchnerismo o Franja Morada, ligada a Juntos por el Cambio han paralizado al movimiento estudiantil. Así, tanto la FUA, la FUBA como la CEB, se han caracterizado por una gran inacción frente a estos ataques.

El triunfo de la izquierda en el centro de estudiantes del Joaquín V. González, ha producido un significativo cambio en la correlación de fuerzas de la Coordinadora de Estudiantes Terciarios (CET), que empalma con conducciones combativas de otros terciarios independientes y de facultades como el Centro de Estudiantes de Veterinarias (CEV) y de Farmacia y Bioquímica (CEFyB) de la UBA; el Centro de Estudiantes de Ciencia y Técnica de la Unsam o el Centro de Estudiantes del Departamento de Movimiento de la UNA (Cedam). Estos centros, al servicio de la lucha en defensa de la educación pública, deben actuar como un gran impulso para poner en acción al movimiento estudiantil en defensa de sus reivindicaciones.

A partir de este cuadro de ataque a la educación pública, y luego de una marcha federal piquetera que marca el camino, es fundamental que el conjunto de los centros de estudiantes participen de la movilización educativa convocada por Ademys y los terciarios de CABA para este 31 de mayo. En este sentido, vamos a la reunión organizativa con todos los sectores educativos, el viernes 26 a las 19hs en el Joaquín V. González.

La experiencia política que venimos transitado, nos demuestra que solo luchando vamos a poder enfrentar el ajuste educativo de ambos gobiernos, frenar las reformar anti educativas, y defender la educación pública en todos los niveles.