18/08/2021
CABA

“Promoción acompañada”: aprobación masiva para ocultar el desastre y el desfinanciamiento educativo

Tribuna Docente - profesora del nivel medio de la CABA.

Hace pocos días se dio a conocer la resolución N°2466 del Ministerio de Educación del GCBA sobre “Acreditación de aprendizajes y promoción – nivel primario y secundario”. Ya en su introducción queda al desnudo la política antieducativa que ha tenido la gestión de Larreta y Acuña, ya que se describe la particular situación de la pandemia y las medidas tomadas (protocolos, reorganización horaria, etc.), pero no se dice una sola palabra sobre los miles de estudiantes que quedaron afuera del sistema por no tener acceso a internet y/o a dispositivos para poder continuar con su cursada, lo cual es responsabilidad directa del gobierno que no tomó ninguna medida al respecto. El documento establece los “criterios pedagógicos y procedimentales para la acreditación y promoción de la unidad pedagógica 2020 – 2021”; veremos que, sin embargo, la parte pedagógica está completamente ausente del mismo.

Tanto para el nivel primario como para el secundario se establecen dos criterios supuestamente diferenciados. Uno de promoción directa, en tanto hayan sido alcanzados los aprendizajes establecidos para el período. Y un segundo criterio, al que llaman “promoción acompañada” en primaria y “promoción en proceso” en secundaria.

En el caso de la educación primaria la promoción acompañada sería “el seguimiento personalizado de los/as estudiantes y el desarrollo de una propuesta específica de enseñanza en la que se trabaja de manera focalizada sobre los aprendizajes que no fueron alcanzados”. Para la educación secundaria la promoción en proceso constaría  de “un plan individualizado que prevé acciones para recuperar aprendizajes y acreditar los espacios curriculares pendientes, con un compromiso de acompañamiento de la institución escolar”.

Todo esto parece ser un abordaje pedagógico muy serio ante la situación creada por la virtualidad en pandemia. Sin embargo, es evidente que para llevar a cabo un seguimiento así de personalizado, con grados y divisiones de entre 20 y 40 estudiantes, sería necesario contratar más docentes y aumentar los salarios, pero el GCBA viene de reducir el presupuesto educativo y lxs docentes estamos obligadxs a tener dos y hasta tres cargos (es decir trabajar mañana, tarde y noche) para poder tener un salario digno.

Evidentemente la resolución N°2466 es papel mojado. Lo que va a ocurrir en la realidad actual escolar es, en primer lugar, un incremento del trabajo docente (tanto dentro como fuera de la escuela), ya que deberá ahora elaborar y hacer un seguimiento de planes personalizados por cada estudiante que adeude contenidos de su grado o materia. En segundo lugar, y como consecuencia de la imposibilidad de llevar a cabo dichos planes y seguimientos (por lo señalado más arriba), un aumento de la presión sobre la docencia para aprobar masivamente a estudiantes que no han adquirido los conocimientos y habilidades suficientes.

Mientras las clases fueron virtuales, ni el gobierno de CABA ni el nacional garantizaron las condiciones para poder llevar a cabo este tipo de cursada. Tampoco garantizaron los medios para que aquellxs que siguieron en la escuela puedan hacerlo en las mejores condiciones posibles. Los resultados son claros: a nivel nacional más de un millón de estudiantes abandonó sus estudios y seis millones tuvieron dificultades con la conectividad y los dispositivos. A estos datos debemos sumarles los datos de la pobreza, ya que según el propio gobierno la mitad del país es pobre, es decir que muchxs chicxs dejaron la escuela para ir a laburar, lo cual hace aún más difícil la revinculación con la misma. El desastre social y educativo del que son responsables los gobiernos nacional y provinciales, quieren ahora taparlo con estadísticas positivas de aprobación y promoción, sin ningún interés por brindar una educación de científica e integral en las escuelas.

Todo esto en un contexto de vuelta total a la presencialidad en la CABA, que expone la salud y la vida de lxs trabajadores de la educación y de toda la comunidad educativa. El nuevo “protocolo” presentado por el GCBA que elimina el distanciamiento social y las burbujas está, a su vez, plagado de directivas absurdas, cuyo único objetivo es ocultar que las medidas que más importan (distanciamiento y ventilación) no están siento respetadas.

En contraposición a estas falsas soluciones, que no implican otra cosa que una mayor precarización docente y una mayor degradación educativa, desde el Frente de Izquierda impulsamos este año en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires un proyecto de ley para la creación de nuevos cargos docentes (con plenos derechos laborales) que acompañen a aquellxs estudiantes que adeudan materias y/o contenidos. El proyecto presentado plantea la creación del cargo de “tutor-pedagógico” para que trabaje en pareja pedagógica con el/la maestrx de grado en el área de educación primaria y con las diferentes áreas de educación media y técnica, brindando de esta manera una herramienta de acompañamiento real.

La lucha por una educación científica para nuestros estudiantes es la lucha por el aumento del presupuesto educativo y del salario docente, por nuevos nombramientos acorde a las necesidades creadas, mejoras edilicias y nuevos edificios educativos, becas para todxs los estudiantes que la soliciten, internet gratuita y dispositivos para todxs, bolsones y viandas nutritivos.

 

También te puede interesar:

Luego de sucesivos reclamos de trabajadores y sindicatos.
La burocracia va en listas separadas sin romper con el TEP-Celeste. Vamos con la Multicolor-Bermellón e independientes.
Las asambleas y el Congreso Provincial de Adosac determinaron paro de 24hs para este viernes 17/9.
Es en la escuela primaria de la sede Belgrano de esa institución.
Larreta giró a la Legislatura 16 convenios urbanísticos para cambiar las normas de edificación.