Juventud

22/6/2022

|
1647

La juventud y el movimiento popular con banderas socialistas

Campamento de la UJS y la JPO (imagen de archivo)

En el marco del XXVIII Congreso del Partido Obrero tuvo lugar la comisión de Juventud. Con delegades de todo el país, la comisión giró en torno de la consigna que atravesó todo el congreso: ¿qué aportes dar a la construcción de un nuevo movimiento popular con banderas socialistas?

El punto de partida fue caracterizar en qué condiciones se encuentra la juventud de nuestro país y cómo intervenir: entre la pobreza, el desempleo, el ajuste educativo. El 25% de los jóvenes entre 18 y 24 años no estudia ni trabaja y la mitad de ellos se encuentra por fuera del sistema educativo. La pobreza en esa franja de edad se arrima al 45% y sube al 54% entre los chicos de entre 12 y 17 años. Esto es producto de políticas que durante las últimas tres décadas han entregado el país y el futuro de la juventud en cada pago de la deuda y en cada plan afín a los organismos multilaterales de crédito.

Hoy, esa política se corporiza en el gobierno nacional de Fernández-Fernández que arregló con el FMI y eso implica para la juventud más precarización, menos salarios y, también, menos educación. En la Ciudad de Buenos Aires, Larreta y Acuña admiten y se jactan de que ya comenzó la aplicación de la reforma laboral y educativa. El cierre de una infinidad de carreras en la provincia de Buenos Aires y el avance de la precarización con el programa ATR+ en las tierras de Kicillof muestra que esta política de vaciamiento es compartida por todo el arco político patronal.

En ese sentido, impulsamos un Encuentro Educativo en el AMBA y lanzar reuniones de ese tipo en todo el país: los centros de estudiantes independientes, que acompañan todas estas luchas, tienen que poder nuclear a les estudiantes para que, en apoyo a les trabajadores, podamos impulsar en unidad medidas de lucha contra el deterioro de las condiciones de vida de la juventud y el ajuste en educación. Para luchar por becas estudiantiles, aumento del presupuesto educativo, boleto educativo para todxs, triple franja horaria en todas las carreras, condiciones edilicias para cursar.

Para septiembre lanzamos el Congreso de la UJS y la Juventud del Polo Obrero. Será una campaña de movilización política, con la defensa de la independencia política de la juventud y la necesidad de incorporarla la perspectiva de “un movimiento popular con banderas socialistas”. Proponemos como consigna, a tal fin, “por la organización socialista de la juventud” con el objetivo de plantear una pelea ideológica para incorporar a las luchas en curso y buscar una perspectiva de clase.

El crecimiento de las ideas de Milei-Espert tiene gran parte de su origen en el fracaso del nacionalismo, con lo cual parte de nuestra polémica con los liberales es también una polémica con el nacionalismo. Proponemos lanzar un plan de cursos a nivel nacional que defienda nuestro programa y polemice tanto con el peronismo como con estos sectores de derecha.

En el país se llevaron adelante una infinidad de luchas ambientales, muchas de las cuales aún siguen abiertas o van a nuevos escenarios de choques (Chubut, Andalgalá, Costa Atlántica). Desde la UJS impulsamos las pasantías interdisciplinarias, a realizarse en La Rioja y Catamarca entre el 29 de julio y el 6 de agosto.

El Encuentro Plurinacional de Mujeres y Diversidades en San Luis será otra gran campaña de la juventud. Tenemos por delante un trabajo de movilización y organización de las compañeras para participar del Encuentro con un programa de lucha.

La pelea por la independencia política de la juventud es el vector de nuestra lucha, denunciando la orientación fondomonetarista del gobierno y la oposición patronal, en la educación y fuera de ella, que condena a la juventud y su futuro. Lógicamente, uno de los principales obstáculos para dar esa pelea implica una lucha contra la cooptación y para separar a la juventud de los partidos patronales y las organizaciones.

Vamos por un plan de lucha nacional, que ponga en la agenda política los reclamos de la juventud, para constituir un gran punto de apoyo del resto de las luchas de los trabajadores ocupados y desocupados, como lo son la de los trabajadores del Sutna y la Unidad Piquetera.