Juventud

12/7/2022

La pelea por ganar a la juventud a construir un movimiento popular con banderas socialistas

Súmate a las charlas y plenarios que estamos impulsando en los locales y barrios de toda la provincia.

De ambos lados de la grieta no hay salidas para les jóvenes y les trabajadores.

En Latinoamérica las juventudes vienen de protagonizar importantes rebeliones populares contra el ajuste que los distintos gobiernos capitalistas descargan contra la población trabajadora en tiempos de crisis.

En nuestro país, la juventud, de conjunto, aun no entro en esa fase de combatividad pero descartamos por completo que no protagonice choques de fondo contra el Estado capitalista en la próxima etapa. Con la UJS y la JPO ponemos nuestros esfuerzos militantes en preparar, mediante la agitación política y la lucha por las reivindicaciones inmediatas, una vanguardia de jóvenes revolucionarios que estén a la altura de los desafíos de enorme magnitud que visualizamos en un horizonte cada vez más cercano.

Crisis capitalista, sufren los pueblos del mundo

La prepotencia de la crisis capitalista a escala global y sus consecuencias contra la humanidad echan luz, una vez más, sobre la decrepitud del régimen. Guerras, hambre y miseria son las palabras que marcan nuestra época. Además de muerte y destrucción, el impacto de la guerra en Ucrania, a nivel mundial, llevó a 71 millones de personas de los países “en vías de desarrollo” a ser pobres en tan solo tres meses (Undp.org 7/7/22), más rápido que los efectos devastadores de la pandemia contra les trabajadores.

Capitalismo “En serio” de CFK…

Cuando CFK pide hacer capitalismo “en serio” o nos recomienda ver la película Good Bye Lenin, como una metáfora del supuesto triunfo del capitalismo, está defendiendo este régimen de penurias contra las masas.

La defensa a ultranza del capitalismo por parte de Cristina y su camarilla (supuestamente a la izquierda del peronismo) no es casual ni asincrónico, constituye una declaración de principios sobre las tareas que tienen por delante ahora y en un hipotético nuevo mandato a partir del 2023. Ajuste, ajuste y más ajuste, así lo demuestra su ministra Batakis que desde su llegada anunció un mayor ataque a la economía de los sectores populares para complacer las metas del FMI acordadas por Guzmán.

… O movimiento popular con banderas socialistas

Bajo estas premisas la tarea de poner en pie un nuevo movimiento popular con banderas socialistas en la Argentina se convierte en una cuestión estratégica, y la importancia de sumar a la juventud a esta pelea histórica ni hablar. El peronismo, que supo ser la dirección de un enorme y vastísimo movimiento popular y atraer a grandes masas juveniles, hoy representa el doloroso ajuste del FMI contra el pueblo que dice representar. El peronismo hoy es sinónimo de Sergio Berni, un verdugo represor de la juventud trabajadora, y de los punteros municipales que CFK quiere rescatar y reivindicar para devolverles el control de las barriadas que hoy se organizan bajo los principios de la democracia obrera junto al Polo obrero y la Unidad Piquetera. El peronismo es la reivindicación de la precarización laboral como sistema de trabajo (súper explotación) en el siglo XXI, bajo el eufemismo de “Economía popular”. Es la expresión de la alianza entre el Estado y el oscurantismo clerical, es la burocracia sindical que entrega a los trabajadores en cada fábrica, es la CGT que no convoca a un mísero paro pese a que los trabajadores son cada vez más pobres.

La derecha fracaso

La derecha de Cambiemos logró levantar cabeza luego de la catástrofe que significaron los 4 años de su gobierno, únicamente por la otra catástrofe que significa el gobierno de Alberto Fernández. Pero les jóvenes no debemos confundirnos, el macrismo, con o sin Macri como candidato, representa un enemigo político. En sus 4 años de gobierno la universidad pública sufrió un recorte presupuestario escandaloso, la infraestructura de los colegios fue víctima de la constante reducción de presupuesto que terminó con las muertes de Sandra y Rubén en la localidad de Moreno. A su vez, a la juventud que padece el aumento la pobreza y el desempleo Larreta le responde mandandola a trabajar gratis a empresas para poder recibirse, lo que constituye una ofensiva contra les estudiantes secundarios, e incluso prohibió el uso del lenguaje inclusivo, una característica de la lucha del movimiento de mujeres y, sobre todo, del movimiento estudiantil.

De ambos lados de la grieta no hay salidas para les jóvenes y les trabajadores. Ambas fuerzas representan distintas estrategias y programas capitalistas para que la crisis la paguemos los mismos de siempre, los laburantes.

Vienen por la universidad, preparemos una respuesta a fondo

En el año 2000 López Murphy como ministro de Economía intento ir a un recorte a fondo contra la universidad pública, 15 días después fue eyectado de su cargo a manos de la pelea de estudiantes y docentes. Las similitudes entre la crisis actual y la de aquel momento están a la vista.

La universidad y la educación pública de conjunto estarán fuertemente cuestionadas en la próxima fase. La recomposición económica que exigen desde las oficinas del FMI en Washington y la clase capitalista argentina requieren trastocar la estructura pública del país. Si en los años 90 la burguesía vendió “las joyas de la abuela” (privatización de empresas y servicios públicos) para perfilar un cambio de frente y lograr la convertibilidad; esas joyas hoy ya no existen. Lo que tienen por privatizar es la universidad pública y la educación superior en general, y, por supuesto, proceder a una colonización directa, por parte de capitales extranjeros, de los recursos ambientales con su irremediable huella de destrucción ambiental.

Organicemos una salida de les trabajadores y la juventud

Está en discusión sobre los intereses de qué clase social salimos de la crisis. La salida capitalista las conocemos de memoria y solo traen miseria contra nuestro pueblo. Con la juventud del Partido Obrero- la UJS- y la juventud del Polo Obrero nos encontramos en la tarea de poner en pie un movimiento popular con banderas socialistas que dispute la conciencia de les jóvenes en cada barrio, lugar de estudio y de trabajo. Lo hacemos debatiendo la necesidad de una salida socialista, de los trabajadores frente a la crisis: expropiar a los capitalistas, echar a patadas al FMI, nacionalizar la banca y el comercio exterior bajo gestión de los trabajadores, y abrir curso a un desarrollo nacional que tenga como pilares el trabajo, la salud, la educación y la vivienda para el pueblo trabajador. Pero para estructurar una salida que imponga ese programa no alcanza solo con escribirlo y decirlo, hay que ser parte, colaborar y motivar los procesos de organización independiente y combativa de la juventud y los trabajadores. Por eso estamos a muerte con nuestros compañeros del SUTNA que están luchado contra la patronal que quiere aumentar sus ganancias a costa de los laburantes. Por eso el Polo Obrero desafía a los punteros peronistas y radicales en las barriadas y villas de todo el país, organizando la respuesta masiva de las familias de trabajadores desocupados contra el hambre y la pobreza. Hoy nuestro Polo Obrero es uno de los mayores dolores de cabeza de los gobiernos capitalistas porque, donde está el Polo Obrero, significa que los punteros perdieron el control del barrio.

En el lenguaje de nuestro partido esto es luchar por poner en pie un movimiento popular con banderas socialistas. Pero además de todo lo antes dicho, unir a la juventud y a la clase obrera bajo las banderas del socialismo es la mejor estrategia para combatir y aplastar el huevo de la serpiente fascista que representa el peligro de Milei-Espert.