Expulsan a los policías involucrados en el asesinato de Lito Costilla

Un paso adelante en la lucha por justicia, ahora vamos por la condena y la cárcel efectiva.

A mas de un año del asesinato de Lito Costilla, el joven repartidor de 28 años en manos de tres efectivos de la policía de la localidad platense de Tolosa, su familia anunció avances en la causa con la expulsión de los efectivos de la fuerza policial.

Desde la muerte de Lito, los tres policías investigados por Asuntos Internos (Damián Antonio Aquino, Mauricio Rodríguez Medina y Sergio Ceferino Martínez ) habían sido apartados de su cargo pero continuaban con goce de sueldo. Ahora, tras esta resolución, fueron exonerados de la Policía Local y no podrán volver a ejercer funciones, además de que se encaminan a enfrentar el proceso penal.

Sin lugar a dudas el camino de movilización y organización independiente que emprendió su familia fue clave para lograr este paso adelante, como ya lo habían logrado en septiembre del año pasado con el cambio de carátula a homicidio doloso y con la ampliación de pericias para profundizar la investigación que pidió el nuevo fiscal de la causa.

En diálogo con Daiana, la hermana de Lito, explicó que “Si bien todo viene avanzando, no hay que quedarnos dormidos y seguir presionando, porque es la única forma en que logramos cosas, lamentablemente. Ayer nos notificaron de que fueron exonerados y ahora tienen tres etapas de apelación, pero es muy difícil que puedan lograr que se apele; en estos casos en general se favorece a las víctimas”.

El caso de Lito condensa muchos de los elementos del accionar de las fuerzas policiales, desde su rol delictivo recaudando dinero para el poder político vinculado con el intendente de La Plata -Julio Garro, de Juntos-, la persecución y hostigamiento de la juventud trabajadora como mecanismo de control en los barrios más golpeados por el ajuste y la crisis, hasta la impunidad y el encubrimiento a la hora de enfrentar responsabilidades como moneda corriente.

Pero la represión contra la juventud de los barrios es una política de Estado por parte de todos los gobiernos, que repiten este modus operandi a lo largo de todos el país en muchos casos más de gatillo fácil, como en el reciente caso de Lucas González, asesinado por la policía de Larreta y que reveló también el accionar clandestino de un aparato represivo entrelazado con el delito, como ocurrió en el caso de Luciano Olivera asesinado por la Bonaerense de Sergio Berni que se cobró al inicio de la cuarentena la vida de Facundo Astudillo Castro.

Desde el Partido Obrero ratificamos nuestro apoyo a su familia y nuestra disposición a continuar la lucha junto con familiares de otras víctimas, organizaciones de Derechos Humanos y organizaciones sociales hasta conseguir #JusticiaPorLito y cárcel a todos los responsables, como un paso más en la lucha por terminar definitivamente con la represión y todos los casos de gatillo fácil y de brutalidad policial.

También te puede interesar: