Santiago Maldonado: acto en Plaza de Mayo a cuatro años de su desaparición seguida de muerte

Convocado por el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia.

El Encuentro Memoria Verdad y Justicia convocó en el día de hoy un acto al centro del poder político para exigir juicio y castigo a los responsables políticos y materiales de la desaparición seguida de muerte de Santiago Maldonado.

El 1 de agosto de 2017, la Gendarmería desalojó un corte de ruta de la comunidad mapuche de Cushamen, en la provincia de Chubut, y persiguió a los tiros a los manifestantes dentro de su territorio, sin orden judicial. El operativo contaba con la presencia de Pablo Noceti, jefe de gabinete del Ministerio de Seguridad que comandaba Patricia Bullrich. Santiago Maldonado, que participaba del corte, desapareció en el curso de la represión y su cuerpo sin vida fue hallado 77 días más tarde en el río Chubut. La comunidad Cushamen venía siendo objeto de numerosas agresiones por parte de las fuerzas de seguridad, incluyendo un operativo en enero que dejó dos heridos de bala.

 

Los grandes medios y el gobierno de Mauricio Macri lanzaron un operativo nauseabundo para encubrir los hechos. Al día de hoy, el caso sigue impune. Liliana «Rayu» Alaniz, abogada de la Asociación de Profesionales en Lucha (Apel), que forma parte de la querella en la causa judicial, señala que esta «se encuentra absolutamente paralizada. No hay avances, no se investiga a los gendarmes, no se siguen produciendo pruebas. Durante todo este tiempo, ha pasado de despacho en despacho, primero con la actuación del juez Guido Otranto; luego asume Gustavo Lleral, quien apresuradamente intentó cerrarla. Pero tanto Otranto como Lleral no realizaron una sola medida de prueba, a tal punto que fue la propia Cámara de Casación la que termina dando un giro y evitando que se cierre».

«La causa está abierta, pero no se avanza un solo ápice», resume.

 

Poco después de la represión en Cushamen, el 25 de noviembre, la Prefectura de Bullrich asesinó a Rafael Nahuel en Lago Mascardi. La sistemática represión contra los pueblos originarios forma parte de un operativo de acaparamiento de tierras y recursos naturales por parte de grandes grupos empresarios que se van adueñando de la Patagonia.

El pasado 24 de marzo, Sergio Maldonado, quien desde el primer momento lleva a cabo una denodada lucha para que haya justicia, colocó un busto en homenaje a su hermano en Plaza de Mayo, que fue retirado velozmente por el gobierno de la Ciudad.

Bajo la administración de Alberto Fernández, la causa no ha avanzado y continúa la represión, como se vio emblemáticamente en el desalojo brutal de las familias de Guernica que luchaban por tierra y vivienda. El ministro de seguridad bonaerense, Sergio «Taser» Berni, comandó ese infame operativo.

 

Días antes de este nuevo aniversario, se conoció un video del entrenamiento de un grupo de policías de Chubut, en que a modo de arenga motivacional cantan: «Piquetero, piquetero, ten cuidado, ten cuidado. Una noche muy oscura a tu villa entraré». El ministro de seguridad provincial, Federico Massoni, justificó estas amenazas y acusó a los desocupados que se organizan por el derecho al trabajo de «delincuentes». El gobierno de esta provincia es responsable de la represión contra la docencia y los ambientalistas.

El caso de Santiago Maldonado despertó una gran reacción popular; fue un ícono de la lucha antirrepresiva contra un gobierno que intentó inclusive avanzar en la liberación de los genocidas. La Plaza de Mayo, que se llenó para derrotar el 2×1 a los represores condenados de la dictadura, fue colmada también en reclamo de justicia por el joven combativo y solidario de 25 de Mayo, que se había acercado al corte de Lof Cushamen en apoyo a sus reclamos por tierra y contra la represión estatal.

Cuatro años después, la lucha continúa.

Santiago Maldonado, ¡presente!

También te puede interesar:

Exigimos su aparición con vida. El Estado es responsable.
Entrevista a la joven tucumana que llegó a Buenos Aires, tras denunciar 11 veces al legislador Ricardo Bussi.
Amanda Martín, docente terciaria y legisladora porteña PO FIT-U sumó su reclamo en la Legislatura porteña.
Solo el Frente de Izquierda - Unidad rechaza el reforzamiento represivo y reclama un aumento presupuestario para el área de salud mental.