09/01/2021

San Juan: en el Hospital Marcial Quiroga, todos los médicos se declaran objetores de conciencia

Una traba para la aplicación efectiva del aborto legal.

Luego de la histórica aprobación de la Ley de interrupción voluntaria del embarazo el pasado 29 de diciembre, la iglesia ha reaccionado en contra de este derecho en distintos lugares del país. En el hospital público Marcial Quiroga de San Juan, se dio a conocer que la directora del hospital, Inés Garcés, y los 10 médicos ginecólogos que allí trabajan, se declararon objetores de conciencia. Es decir, que en toda la institución no habrá médicos dispuestos a garantizar la aplicación de la ley de Interrupción del embarazo aprobada recientemente.

La directora adelantó que si se ve obligada a garantizar esta ley en la institución, daría un paso al costado para dejar a otra persona en el puesto que pueda garantizar la aplicación (Diario Móvil, 6/1).

La directora del hospital sanjuanino dijo que “cada médico presentó su objeción de conciencia individual de manera personal”. Este escenario también estaría planteado para clínicas privadas y obras sociales.

La maniobra de instalar la “objeción de conciencia institucional” fue realizada por el Frente de Todos como modificación en el debate en Diputados, como una concesión lisa y llana a las iglesias. Junto con las modificaciones de reducción de la autonomía de las niñas y adolescentes obligadas a gestar, y la modificación del concepto de “salud integral”; la objeción de conciencia forma parte de las concesiones del gobierno a la Iglesia Católica.

Como este caso, las Iglesias y los sectores antiderechos intentan arremeter contra el derecho al aborto legal, perpetuando el aborto clandestino y el tutelaje sobre los cuerpos de las mujeres y personas gestantes. En Salta, hubo una presentación de derechistas celestes contra el protocolo ILE, la interrupción legal del embarazo en caso de violación y su tratamiento  fue aprobado de manera inmediata por el juez federal. A su vez, sacerdotes en San Juan y La Rioja declararon “quien siembra muerte, cosechará muerte: después no se quejen de los femicidios”. Las jerarquías eclesiásticas se lavaron las manos, justificando los femicidios y la violencia hacia las mujeres.

La aprobación del aborto legal fue producto de una lucha y organización históricas del movimiento de mujeres en Argentina, y asestó un duro golpe a las Iglesias. Valgámonos de esa movilización popular para luchar por la implementación efectiva de la ley en todo el país, por la liberación y desprocesamiento de las presas por abortar y por separar la Iglesia del Estado, para finalizar basta de tutelaje oscurantista en la justicia, la salud y la educación.

También te puede interesar:

En poco más de 100 páginas, Ernaux construye una sobrecogedora novela que desentrama lúcidamente, sin moralina ni sensiblería, los alrededores de una experiencia terrible.
Sufría persecución religiosa por su orientación sexual de parte de Testigos de Jehová.
Rechazan la ampliatoria que pedía suspender la ley IVE.
Se encuentra a 25 km de Jáchal, declarada Área Natural Protegida en 2005 por la Cámara de Diputados de la provincia.
El fenómeno geológico tuvo su epicentro en la provincia cuyana.