Políticas

23/11/2022|1658

Berni, un desalojador con propiedades millonarias

Su patrimonio creció un 110% en dos años e incluye 16 propiedades inmuebles, algunas sin declarar.

Sergio Berni - Ministro de Seguridad bonaerense

En su programa, Jorge Lanata desnudó el patrimonio no declarado de Sergio Berni, ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, el cual incluye cuatro propiedades no declaradas en Bariloche, entre ellas, una mansión valuada en un millón de dólares frente al Lago Nahuel Huapi. Esto forma parte del acrecentamiento del patrimonio del ministro, el cual pasó de U$S 1.450.000 a U$S 3.041.000 entre 2019 y 2022, un salto del 110%.

En total, Berni es dueño de 16 propiedades. Entre sus “inversiones” también se destacan tres terrenos con cabañas en El Chaltén, en la provincia de Santa Cruz y dos fideicomisos en Escobar, partido del conurbano bonaerense. Queda claro que el ministro de Seguridad bonaerense hace negocios con la especulación inmobiliaria.

Es indignante que el dueño de multipropiedades millonarias sea el que protagonizó el desalojo de Guernica, entre tantos otros desde que es ministro de Seguridad, para garantizar que puedan ser destinadas a la construcción de un country. Esto constituyó un paso más en la entrega de grandes extensiones de tierra entregadas a los negocios privados, pero en este caso además se suma que la propiedad de las mismas presenta enormes irregularidades que dan cuenta de su apropiación ilegal y del fraude al fisco, donde el Frente de Todos y el massismo han dejado sus huellas digitales.


El desalojo, en tanto, derribó las casas precarias que miles de familias habían construido mediante la auto organización y con un enorme sacrificio físico para tener donde vivir ante la imposibilidad de pagar el alquiler o tratando de salir del hacinamiento -y hasta de la violencia familiar-. Así, se quedaron sin techo, con la promesa de que serían reubicados, algo que nunca sucedió. Hoy esas familias siguen reclamando tierra para vivir.

Otro dato no menos interesante es que los socios del ministro son Carlos Rosales y Gustavo Figueroa. Rosales es el empresario responsable de la quiebra de Garbarino, un recurso utilizado por la empresa para “rescatar” su negocio liquidando deudas e indemnizaciones a bajo costo, y dejando a miles de trabajadores en la calle. En tanto, Figueroa, al que Lanata vinculó al Senado bonaerense, dirige una off shore en Miami llamada Miami Truck Logistic que le permite evadir una enorme cantidad de impuestos.

Berni, que viene de reprimir y desalojar en Virrey del Pino, responsable de la del crimen de la Bonaerense en la cancha de Gimnasia y Esgrima de La Plata, que favorece el gatillo fácil y la represión abierta a los conflictos obreros, que pide mano dura contra los mapuches en el sur, es con todas las letras un político capitalista. El gobernador bonaerense Axel Kicillof, y la vicepresidenta Cristina Kirchner lo sostienen en el Ministerio de Seguridad, al mando de la mayor fuerza represiva (y delictiva) del país, como ariete mientras ajustan contra el pueblo y agravan la crisis habitacional.

Para que no nos gobiernen más desalojadores con propiedades millonarias, la perspectiva pasa por construir un movimiento popular para que se vayan todos los políticos capitalistas, y levante las banderas del socialismo que son las de los trabajadores.