31/05/2021

Córdoba: la responsabilidad patronal en el colapso sanitario

Se violan los protocolos sanitarios laborales lo que incide gravemente en los contagios.

Córdoba ha llegado al colapso sanitario. El 100% de las camas UTI están ocupadas. Es el testimonio que dan los y las trabajadoras de la salud del cuadro crítico en el que tienen que trabajar.
Cabe tener en cuenta que ya se denuncian hechos en los que se privilegia a los más jóvenes para ocupar las camas.

Según Cadena 3, Gastón Piva de 74 años murió esperando un respirador. Yanina Ojeda denunció que su madre falleció sin ingresar a terapia, el crudo testimonio fue publicado en La Voz.
La cantidad de contagios en las últimas jornadas ha roto todos los récords y el colapso preanunciado por trabajadores de la salud se ha concretado. El gobierno de Córdoba anunció el levantamiento de las restricciones a partir del lunes, una política antisanitaria.

Pero ¿por qué Córdoba llegó a este punto?. Aquí es donde al gobierno y la patronal les cabe la responsabilidad. Según denuncias de lxs trabajadorxs de la provincia, publicadas en medios de comunicación, muchos empleadores han impuesto mentir en la declaración jurada de la aplicación Cuidar, haciendo pasar por esenciales a no esenciales.

Los ardides de la patronal para evadir las restricciones sanitarias van quedando expuestos. Y aquí, tanto el gobierno como la burocracia sindical se suman la tarea de romper la ley. Lxs trabajadorxs temen dar sus nombres a la hora de denunciar estos hechos por temor a perder su trabajo o sufrir alguna represalia.

En la fábrica de indumentaria Bandó “la jefa de personal nos comunicó el martes a la noche que debíamos presentarnos el miércoles a trabajar. Nos indicó que realizáramos la declaración jurada en la Cuidar para el permiso de circulación. Como la actividad de la empresa no es esencial se nos solicitó que declaremos conforme al artículo 6 del Decreto 297/2020 donde se especifica el carácter de la excepción: industrias de alimentación, su cadena productiva e insumos; de higiene personal y limpieza; de equipamiento médico, medicamento, vacunas y otros insumos sanitarios”. El testimonio citado fue publicado en La Voz el pasado 28 de mayo. La empresa respondió que no están haciendo nada ilegal. Ninguna autoridad se expresó en rechazo a la medida patronal. Es lo mismo que sucede en el interior. Hace unos días denunciamos al supermercado Cordiez de Capilla del Monte, que mantenía sus puertas abiertas con más de cinco casos positivos.

Desde la última semana de abril hasta la tercera de mayo el 70% de los contagios se llevaron a cabo en el ámbito laboral. Este tipo de contagio superó a los motivados por reuniones sociales, familiares, deportivos y religiosos. ‘‘Creemos que esto está vinculado a que ya todos entienden el protocolo, pero se falla cuando se debe aplicar el aislamiento cuando hay un caso positivo. Sabemos que hay presiones y hay miedo que hacen que gente con síntomas vaya a trabajar, cuando tendría que estar aislada”, explicó la secretaria de Prevención y Promoción de la Salud, Gabriela Barbás, en declaraciones a La Voz, el pasado 29 de mayo.

La violación de protocolos sucede no solo en el ámbito privado sino también público, en la capital y el interior. Oficinas enteras del Poder Judicial y del Ministerio Público Fiscal se han cerrado por no aislar a tiempo lo casos positivos. Por no querer cerrar tuvieron que cerrar en un cuadro sanitario más complicado.

La responsabilidad del Estado y de las patronales en el colapso sanitario de la provincia surge con claridad de los hechos. Estos son los alcances de las restricciones a medida de las patronales, como la Resolución 4/21 del Ministerio de Salud y Ministerio de Trabajo. Lxs trabajadorxs de los gremios esenciales y no esenciales deben ponerse a la cabeza de la elaboración y el control de los protocolos sanitarios, como lo ha hecho el sindicato del neumático.

Se trata de poner en marcha una orientación que contempla poner bajo control de lxs trabajadorxs los protocolos de bioseguridad mediante la creación de comités. Esto se complementa con el apoyo a los reclamos de trabajadores de la salud y la docencia, que con auto convocatorias viene impulsando la suspensión de la presencialidad en todas las escuelas.

La política del Estado bajo la presión de las patronales, para continuar la actividad sin las garantías para evitar los contagios y respetar los protocolos, es criminal. Solo una acción independiente lxs trabajadores pueden darle una salida a la crisis sanitaria, económica y social.

Para reforzar esta lucha el Partido Obrero en el Frente de Izquierda organizó una conferencia con la presencia de representantes de lucha obreras y populares, como conclusión publicó un manifiesto bajo la consigna “¡Basta de pobreza, contagios y muerte! Por una salida de las y los trabajadores a la crisis sanitaria y social”.

También te puede interesar:

El porcentaje surge de un informe de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI).
Municipales, integrantes del SUTNA, Luz y Fuerza, docentes, jubiladxs, contra la criminalización de la protesta.
La iniciativa empalma con los reclamos de las familias que venían de solicitar eximiciones de la presencialidad para evitar los contagios.
Se reclamó contra el ajuste de Schiaretti y Fernández, por vacunas para todxs, aguinaldo para trabajadores del Potenciar Trabajo.  
La monopolización detrás de los acuerdos leoninos y los insumos claves.