20/01/2021
Paritarias

Río Negro y Neuquén: devalúan el salario de los trabajadores de la fruta y el plus por zona desfavorable

La patronal festeja la conciliación obligatoria dictaminada por el Estado. Las direcciones de la burocracia sindical siguen sin convocar al paro general.
Por Ema Bureq Obrera del empaque

La negociación paritaria de cosecha en el sector frutícola de Río Negro y Neuquén y por el plus por zona desfavorable se encuentra trabada, y el Estado declaró la conciliación obligatoria, que culmina este miércoles, cuando la cosecha ya arrancó. Que las resoluciones no avancen es producto, por un lado, de que la CAFI y el Estado se niegan a reconocer todo tipo de derecho laboral a la clase trabajadora, sea un verdadero aumento salarial que saque los salarios debajo de la línea de pobreza, como el plus por zona desfavorable (40% del básico). Este no reconocimiento de derechos laborales es también producto de la adhesión absoluta de las actuales conducciones sindicales de Uatre (rurales), Soefrnyn (empaque) y Stihmpra (hielo) a las políticas de ajuste que justamente el propio Estado y las patronales frutícolas vienen aplicando.

La burocracia, que no realiza asambleas ni plenarios para debatir la situación con las bases, no propone un plan de lucha y amaga con el llamado al paro general, reconoce que la inflación que arrojaron los estudios del Indec, es decir, del gobierno nacional del Frente de Todos de alrededor del 36% es falsa, pero que podrían aceptarla igual. Incluso no descartan la aceptación de sumas en negro tanto para las paritarias, como sucedió en la paritaria del empaque post cosecha del 2020, como para el plus por zona desfavorable, que podría cerrarse en el 20% y hasta podría aparecer con otro nombre, intentando ocultar la victoria. Vale recordar que luego de años de la misma conducción, los salarios son de pobreza, la desocupación un denominador común y se sigue sin cobrar el plus por zona desfavorable, que la propia burocracia si cobra.

El titular de la Federación de Productores, Sebastián Hernández manifestó a un medio regional que «todos perdemos» si no se levanta la cosecha. Mientras la discusión paritaria y el reconocimiento del 40% por zona desfavorable sigan sin cerrarse, quienes en realidad vienen perdiendo son los y las trabajadoras. Hernández no hace mención además de las decisiones de reducir a cero las retenciones a las exportaciones y la declaración de emergencia económica a los pequeños y medianos productores que tomó el Estado, o de la devaluación del dólar. De conjunto entonces seguimos teniendo a un Estado y una patronal que niega derechos reconocidos incluso por ley, mientras deprecia la fuerza de trabajo y realizan sus negociados, y una burocracia sindical, que en vez de defendernos, nos entrega.

El cuadro del sector frutícola se complejiza tanto para el gobierno como para la patronal y las burocracias, que por un lado saben que otorgar la zona desfavorable, aunque sea en un porcentaje menor, significaría estar frente a una victoria parcial de la clase trabajadora histórica. Parte de las bases en Villa Regina, que hace meses se encuentran con un plan de lucha, en Ingeniero Huergo o en Cinco Saltos se encuentran debatiendo el proceso. Por otro este triunvirato antiobrero sabe que dicha victoria abriría otro escenario de rebelión tal vez mucho mayor, a la par que están intentando devaluar aún más los salarios. Hoy los salarios de rurales por ejemplo no alcanzan ni la mitad del costo de la canasta básica familiar.

Un sector de los y las trabajadoras rurales y del empaque de Río Negro y Neuquén estamos ejecutando un plan, debatido en asambleas, con acciones de lucha directa como piquetes y cortes de rutas, mientras debatimos con las bases la necesidad de masificar el reclamo. Esta temporada, nos hemos propuesto también exigir las elecciones por chacras, por empaques, y ser candidatos/as a delegados/as anti burocráticas, porque queremos recuperar los cuerpos de delegados/s y en definitiva el sindicato como nuestra herramienta de lucha, democrático e independiente de todos los gobiernos.

Por un salario igual al costo de la canasta básica familiar. Zona desfavorable ya. Por paro general de todo el sector obrero frutícola hasta conquistar todos los derechos. Ahora es cuando compañeros y compañeras.

 

 

También te puede interesar:

Las bases de Kleppe SA se le plantan a la patronal y la burocracia de Soefrnyn.
Hagamos activo el paro con asambleas, piquetes y movilizaciones. Por un congreso general de toda la docencia rionegrina.
Ocurre en la chacra de Vodanovich Nestor Oscar (ex Rosettani), con el amparo de Juntos Somos Río Negro y el Frente de Todos. La dirección de Uatre de Río Negro y Neuquén cruje.
¡Ni una menos! El Estado es responsable.
El Frente de Todos continúa con una política salarial de ajuste.