04/08/2020

Ciudad de Mendoza: Ulpiano Suárez recorta salarios y persigue a trabajadores

Vamos por la inmediata reintegración de los descuentos.

El intendente de la ciudad de Mendoza, Ulpiano Suárez, ha lanzado una nueva ofensiva contra los trabajadores municipales, apuntada exclusivamente a aquellos que osaron organizarse contra su política de ajuste. Tras la brutal represión y la amenaza de despidos y suspensiones recientes, el intendente ahora le agrega descuentos que llegan a superar los $7.000.

Suárez no solo recorta los ya miserables salarios de los activistas municipales, sino que incluso está tomando la actitud policíaca de perseguir y realizar sumarios a quienes realizaron en Facebook publicaciones descargando su bronca frente a las deplorables condiciones salariales.

El objetivo del mandatario citadino no es solo disciplinar a sus trabajadores, sino que busca, también, dar un mensaje a las patronales de la ciudad, las cuales siguen gozando de contratos millonarios a pesar de la declaración de crisis del municipio. Es, por ejemplo, el caso de Santa Elena (empresa de limpieza) y de las patronales de la construcción, ninguna de las cuales paró un instante de trabajar desde que empezó la cuarentena. Este mensaje es que se va a seguir priorizando la rentabilidad empresaria a costa de las condiciones laborales de los trabajadores y de los vecinos que viven en los barrios más postergados del departamento, donde -entre otras cuestiones- han avanzado los contagios por Covid-19, mientras siguen sin ser provistos de agua potable, de un plan de urbanización y vivienda o de una asistencia de alimentos satisfactoria.

A la luz de estos hechos es evidente que los miserables compromisos de Ulpiano Suárez, ante lo sucedido con los trabajadores municipales en lucha, eran una cortina de humo para desmontar el conflicto. Salta a la vista que correspondía impulsar una lucha unificada de los municipales con el resto de los estatales que sufren el robo del aguinaldo. Y, más precisamente, con los trabajadores de la salud que siguen sin pasar a planta y con salarios adeudados de meses.

Entendemos que es vital la solidaridad de todos los sectores de trabajadores ocupados y desocupados para lograr la recomposición de los descuentos de salario y un aumento acorde al incremento del costo de vida. Comienza una nueva etapa de deliberación y organización en los galpones municipales, como también en los barrios donde viven estos trabajadores. A esta campaña llamamos a sumarse para abrir una salida de los trabajadores en la capital de la provincia.

En esta nota