29/06/2021

El día de las y los trabajadores del Estado y un presente de lucha

“Las luchas de las y los estatales y la necesidad de listas únicas y un Congreso del FIT-U”, charla con Néstor Pitrola este miércoles 30 a las 18 hs. por Zoom.

El Día del Trabajador del Estado se celebra el 27 de junio como homenaje a la conquista del Derecho a la Negociación Colectiva en el Estado, reconocida recién en esta fecha, pero de 1978, cuando la Organización Internacional del Trabajo adoptó el Convenio Nº 151 y la Recomendación Nº 159 vinculados al derecho a la negociación colectiva y las relaciones de trabajo en la administración pública. De esta manera, fue el gremio que más demoró en conquistar el derecho a la negociación colectiva, 30 años después del sector privado.

En Argentina, en 1987 se ratificó el Convenio 151 y en 1992 se promulgó la Ley 24.185, que habilitó la negociación colectiva en la administración pública nacional, bajo el menemismo y con el protagonismo del diputado Germán Abdala, dirigente de ATE. Bajo el mismo gobierno, el Estado fue desguazado con el proceso de privatizaciones de las empresas públicas (YPF, Entel, etc.) y los despidos en masa, dando origen a los organismos de control (Enre, Enargas, CNT, etc.). La planta  permanente fue congelada, inaugurando un período de precarización laboral, despidos y rebaja salarial que continúa hasta hoy.

En 2001, el gobierno de la Alianza ordenó el recorte nominal del 13% a los estatales y el pago en cuasimonedas se extendió masivamente entre los estatales de todo el país. Durante el kirchnerismo, en el período iniciado en 2003, pero fundamentalmente a partir de 2007, el empleo público se multiplicó en base a la precarización laboral. El 2015, con la llegada de Macri al poder, los despidos masivos se apoyaron en esa precarización, la cual fue respondida con enormes luchas, como las del Inti o Fanazul.

La campaña electoral de Fernández estuvo dirigida también a captar el voto de las y lo estatales, pero fundamentalmente a cooptar a la burocracia sindical. Así, tanto UPCN y ATE, en sus variantes Verde y Verde y Blanca, se integraron plenamente al gobierno. Pero Fernández, a pesar de las promesas, no sólo no reincorporó a los despedidos, sino que continuó con una política de destrucción del salario, incluso antes de la llegada de la pandemia.

Un presente de luchas

Las y los estatales hoy atraviesan procesos de lucha en todo el país. Este lunes tuvo lugar en Neuquén la caravana convocada por la interhospitalaria de las y los auto convocados de salud contra los sumarios abiertos luego de la lucha que rompió el techo de la paritaria llevándolo al 53%, por la reincorporación Guillermo Aigo (camillero precarizado despedido recientemente), por presupuesto para salud y en reclamo de la segunda dosis que la mayoría del personal aún no posee. También en la Patagonia, esta vez en Santa Cruz, los mineros de YCRT vienen de revertir un despido con un contundente paro.

El hospital provincial de La Pampa, Lucio Molas, se encuentra movilizado: este martes sus trabajadores realizarán una acción de lucha por las licencias. A su vez, las y los trabajadores del Hospital Garrahan, con la combativa Junta Interna de ATE a la cabeza, vienen de protagonizar dos jornadas de paro en reclamo del 50% de aumento salarial y el mínimo de $99.926, un programa que coincide con lo que vienen planteado las y los compañeros de Interjuntas, que participaron en el acto realizado en el hospital con una representación de ATE Indec, ATE Mecon y la Naranja del Enacom.

En Mendoza, en los próximas días se hará la convocatoria a de la multisectorial, con los estatales del Sitea, el Sute (educación), Fadiun (docentes universitarios) y el gremio de los judiciales, que se reunirán para impulsar el reclamo por la reapertura de la paritaria del 20% más el 5%, firmada por las burocracias y el gobierno, entre ellas la verde de ATE.

Por último, los estatales de la estratégica de la provincia de Buenos Aires enfrentan una ofensiva a varias bandas. Por un lado los trabajadores del Astillero Río Santiago enfrentan el intento de privatización por la vía de la Sociedad Anónima o de la Sociedad del Estado, que impulsa el otrora secretario general del Sutna, Pedro Wasejko, junto a la Verde del secretario general y candidato a diputado por el Frente de Todo, el Colorado Isasi, y ahora también de la agrupación Verde y Blanca del Astillero que se ha montado al operativo patronal abandonando el campo de lucha contra la privatización.

A su vez, las Juntas Internas combativas de la provincia, como la de ATE Educación Sede, están encabezando las acciones contra el cambio de régimen horario, el aumento de 30 a 40 hs, que violenta la Ley 10.430 introduciendo una mayor flexibilidad laboral y una desvalorización del salario. También por la reapertura de la paritaria provincial, dado que es la desvalorización completa del salario en la que se apoyan los funcionarios y las burocracias para que esta reforma laboral pueda avanzar.

El régimen de la derecha y el gobierno

En definitiva, frente a la ofensiva del gobierno y la integración de ATE y las burocracias al gobierno son las Juntas Internas y las autoconvocatorias las que encabezan la lucha, como la interhospitalaria de Neuquén o la del Astillero, con las Juntas Internas de ATE, tanto nacionales como de la provincia de Buenos Aires, o como la multisectorial de Mendoza. En todas ellas lo que se destaca es el método de frente único de lucha y la independencia política.

La acumulación de décadas de ofensiva de los distintos gobiernos ha llevado la situación de las y los trabajadores del Estado a una situación límite: la precarización, el desfinanciamiento y el ajuste no pueden ser sino la consecuencia de un régimen de saqueo, orientado al pago de la deuda externa y no al desarrollo nacional. Allí estás las y los trabajadores de Ciencia y Técnica, como el Conicet, el Inti y otros, para denunciarlo.

Por ello, las y los estatales que luchan en todo el país tienen que debatir una salida política desde el campo de los trabajadores, frente a un nuevo escenario electoral. El planteo de las listas únicas y el Congreso del Frente de Izquierda Unidad es una necesidad para darle una expresión política a este enorme movimiento.

También te puede interesar:

Aumento del 45% ya y cláusula gatillo.
15 y 21 de julio, nuevas jornadas nacionales de lucha de las Juntas Internas y Consejos Directivos.
Las burocracias estatales aceptan. Vamos por un plan de lucha independiente contra el ajuste.
Una nueva ofensiva con ítems flexibilizadores, que implica una rebaja salarial encubierta.