12/09/2020

Las conclusiones de un gran plenario nacional ambiental

Hacia la huelga mundial por el clima del 25 de setiembre.

Con alrededor de 200 compañeres, activistas de diferentes organizaciones socioambientales de gran cantidad de provincias, se realizó el plenario nacional convocado por Tribuna Ambiental. El debate se enmarcó en las movilizaciones nacionales contra el acuerdo porcino con China, y referentes de cada provincia tomaron la palabra para exponer y caracterizar las luchas que llevan adelante. De entrada, se resolvió sesionar con la presidencia honorable de Fabián Tomasi, el fallecido referente de la lucha contra las fumigaciones con agrotóxicos.

El plenario lo abrió Romina Del Plá, diputada nacional autora del proyecto de ley que suspende todo tipo de autorización para desmontes por dos años. En su exposición desarrolló un programa de lucha contra la depredación capitalista del ambiente, denunciando que tanto los desmontes como la minería no cesaron durante la cuarentena, y planteó la necesidad de una gran convocatoria en todo el país para el 25 de septiembre para agrupar a todos los que vienen luchando contra el cambio climático y por todas las causas populares en este terreno.

Las siguientes intervenciones desarrollaron las luchas actuales y pasadas. Se destacó la denuncia de los efectos de la megaminería de parte de los asambleístas de “Jáchal no se toca”, con su persistente accionar frente a los derrames de material tóxico por parte de Veladero. En el mismo terreno, compañeras de Chubut plantearon la importancia de la Iniciativa Popular 2020 impulsada por la Unión de Asambleas contra el intento de avanzar con la megaminería, especialmente los proyectos Navidad y Suyai, entre otros. Desde Santa Cruz se planteó la denuncia de la minera Cerro Vanguardia -la segunda gran exportadora de oro- por sus efectos ambientales nocivos, y también los efectos negativos de la actividad petrolera sobre los cuerpos de agua, cuando la zona norte de la provincia carece de agua potable.

Otro punto fue la denuncia de emprendimientos capitalistas contaminantes o riesgosos para la población. Pablo López de Salta denunció la instalación de una fábrica obsoleta de Nitrato de Amonio para producir explosivos para la megaminería, de la norteamericana Austin Powder, resistida por la población circundante por posibles explosiones como ocurrió en Beirut. Compañeras de la asamblea El Retamo de Nonogasta explicaron la contaminación de la curtiembre, las intoxicaciones y la lucha de la población.

Estuvieron presentes también varias causas de la provincia de Buenos Aires. La denuncia de las obras de rectificación del río Luján, y la lucha de los habitantes de Pilar y Escobar para lograr el cierre definitivo de la termoeléctrica Araucaria Energy. Los compañeros de Marcos Paz contaron su pelea histórica por el cierre del incinerador Stery Cicle que envenena la localidad, y miembros de la agrupación Galpón 3 contaron su lucha contra el Ceamse y el basural a cielo abierto en González Catán. Jóvenes de La Matanza informaron que vienen de una movilización de 100 personas por el cierre la fábrica Klaukol, que recibió como respuesta represión y detenciones. La declaración propuesta por Tribuna Ambiental al plenario destacó la necesidad del control obrero y el derecho a veto de los trabajadores y las comunidades sobre los proyectos productivos contaminantes.

En relación a la cuestión de los desmontes e incendios, las compañeras de Córdoba denunciaron el flagelo de los incendios que devoró más de 50.000 hectáreas, para extender la frontera agropecuaria y los desarrollos inmobiliarios. Comentaron también su lucha contra las pulverizaciones con agrotóxicos y el juicio que sigue adelante por impulso de los habitantes del Barrio Ituzaingó. Quedó muy clara la necesidad de una fuerte campaña para prohibir totalmente las quemas y los desmontes.

También estuvo presente la agenda de la defensa de los ríos. Compañeras de la agrupación Río Santa Cruz Libre de Represas contaron las iniciativas realizadas y pendientes para evitar la instalación de las megapresas Condor Cliff y la Barrancosa sobre el último río glaciario de la Patagonia que corre libre de la cordillera hasta el Atlántico, lo cual constituye una grave amenaza a la biodiversidad. Asambleas de Entre Ríos expusieron su lucha contra emprendimientos inmobiliarios y la contaminación en las orillas del Río Uruguay, una lucha histórica que tuvo su punto más alto en el reclamo contra la contaminación de las pasteras Botnia y Ence.

Numerosas intervenciones hicieron propuestas, como plantear programas educativos ambientales en todos los órdenes de la educación. Los compañeros de las organizaciones Alianza por el Clima, de Eco House, de XR de la Patagonia Austral, de Conciencia Solidaria de Chaco se expresaron desarrollando sus puntos de vista: contra la instalación de mega granjas productoras de carne de cerdo, por la pronta salida de una ley que proteja los humedales, por la ratificación del Acuerdo de Escazú, por normas efectivas contra la aplicación de agrotóxicos.

La opinión generalizada fue que se debe ejercer presión ante las autoridades y legisladores, pero que ello no es suficiente porque las batallas se ganan con la movilización popular, como ocurrió en Mendoza para hacer retroceder al oficialismo y la oposición que se habían unido para derogar la ley anticianuro. En ese sentido, el plenario coincidió en ratificar la necesidad de organizar una jornada masiva el 25 de septiembre.

Tribuna Ambiental puso a consideración un documento que plantea un programa de fondo para abordar la situación. Planteamos la necesidad de nacionalizar los bienes naturales bajo control de los trabajadores y las mayorías populares, como vía para abrir una transición frente a un régimen capitalista que conduce a la Argentina y el mundo a una enorme crisis ambiental. Esta perspectiva se discutió ampliamente, con posiciones a favor y en contra.

Algunas compañeras plantearon que la exigencia a las autoridades debe ser el cumplimiento de las leyes vigentes. Romina Del Plá resaltó, a partir de su experiencia como legisladora nacional, que el poder político demora la sanción de leyes progresivas todo lo que puede y una vez que son sancionadas encuentran artilugios para eludir su aplicación, como ocurre con muchas normas legales en vigencia. A menudo se incluyen en las mismas leyes cláusulas que las vuelven inocuas, como sucede con la Ley de Bosques que con rezonificaciones permite continuar con la actividad de desmontes.

Otros objetaron que el control obrero de la producción no garantiza de por sí que cesen las actividades contaminantes. Aunque en un sentido estricto esto es cierto, la decisión colectiva sobre las formas y métodos de producción, en lugar del dominio privado de los capitalistas que ponen la ganancia como único objetivo, es la vía para desarrollar una transición que revierta los efectos de la actual crisis ambiental.

Como resultado de muchas de estas observaciones, el documento propuesto fue enriquecido y modificado. Sin embargo, visto que había diferentes opiniones, se votó por unanimidad la convocatoria hacia el 25, y el texto quedó a consideración de quienes quieran adoptarlo como una herramienta de cara a esa jornada de lucha. Los debates planteados se irán profundizando en un marco de acción común contra la depredación ambiental del capital.

Quedó planteado el impulso a una gran campaña para ganar masivamente las calles en el marco de la huelga internacional por el clima.

También te puede interesar:

La diputada del FIT, Romina Del Plá, se abstuvo y reivindicó las movilizaciones de la Huelga Mundial por el Clima.
Se realizaron concentraciones en 150 países, y en distintos puntos de la Argentina.
La iniciativa parlamentaria del FIT recoge la demanda popular de impedir que las hectáreas quemadas sean destinadas a negociados inmobiliarios.
Nos sobran los motivos para movilizar contra la depredación ambiental capitalista..
En todo el país, movilicemos el 25S en la Huelga Mundial por el Clima.
25 y 26 de septiembre: sumate a la Comisión Ambiental.