22/02/2021

Por la unidad de la docencia combativa y el movimiento piquetero

Importante resolución del Congreso de Tribuna Docente.

El Congreso Nacional de Tribuna Docente debe ser ponderado como un punto de apoyo fundamental para la organización combativa de la docencia que enfrenta una presencialidad sin condiciones sanitarias y edilicias, y también por su valor estratégico frente al ataque a los trabajadores y la degradación de la escuela pública que son el resultado de la crisis capitalista y su agravamiento bajo la pandemia.

Abajo el ajuste a la educación pública

Los Fernández, Kicillof y todos los gobiernos provinciales manipularon la cuarentena durante todo el 2020 (que arrancamos los docentes luchando) para bajar las persianas de las escuelas y para no invertir un solo peso en un plan de construcciones y puesta a punto de los establecimientos escolares. Que Kicillof haya gobernado un año prorrogando el presupuesto de ajuste de Vidal (2019) fue una decisión calculada para garantizar mayores fondos para el pago de la deuda a costa de las vaciadas escuelas bonaerenses, el 70% de las cuales no cumplen con los 12 puntos de escuelas seguras de CTERA.

Como conclusión del Congreso de Tribuna los y las delegadas votaron un curso de acción por el que batallaremos en los sindicatos y organizaciones de masas (por un paro Nacional y plan de Lucha) y un programa y delimitación socialista con el gobierno del Frente de Todos junto a las reivindicaciones inmediatas que se sintetizan en los diez puntos que Tribuna Docente coloca a discusión y deliberación de toda la docencia y la comunidad educativa.

Un régimen de destrucción de la escuela pública

No podemos separar la “virtualidad sin recursos” ni la “presencialidad a palos” del gobierno de la política fondomonetarista que es la agenda también de la oposición derechista y del FMI.

La llamada crisis educativa es una cuestión de régimen y exige una denuncia directa del gobierno nacional, los gobernadores, Trotta y el Consejo Federal de Educación, es decir, de los “nacionales y populares” y “neoliberales” que se disputan el relato del “retorno seguro” cuando la circulación del virus sigue siendo muy alta, la vacunación se mueve a cuentagotas y monopolizada por los laboratorios, y cuando en ciernes asoma el peligro de una segunda ola de la pandemia. El “vacuna- gate” (tráfico de influencias y privilegios), que se llevó puesto a Ginés, retrata al corrupto régimen fondomonetarista comprometiendo al gobierno nacional, su Ministerio de salud, al gobierno de Larreta en CABA y a toda la burocracia sindical que apoya a Alberto Fernández y Kicillof y se anotó para lucrar con los beneficios amigos.

Esta “presencialidad” trucha donde faltan las obras, y no se garantizan los protocolos para la salud de los trabajadores de la educación, estudiantes y familias (incluido un cronograma para la aplicación de las vacunas a los docentes y auxiliares en el marco de un plan de vacunación masivo) es la continuidad por otras vías de una “virtualidad” también carente de equipos y conectividad gratuita que funcionó en los hechos como un taparrabo del ajuste educativo, la superexplotación laboral, y la precarización y descalificación de la enseñanza.

Ni la “virtualidad”, que los gobiernos y los capitalistas instrumentan para avanzar con las política privatistas y ataques a los derechos laborales y al estatuto del docente en nombre de la “educación a distancia” y el “teletrabajo”, ni la “presencialidad” sin inversión y con presupuestos ajustadores escapan a las relaciones de propiedad y de producción del régimen capitalista y de un gobierno peronista que es la punta de lanza de la ofensiva patronal, los bonistas y el Fondo Monetario para pagar la deuda externa y hacerle pagar la crisis capitalista a los trabajadores.

Unidad de la docencia combativa y el movimiento piquetero

Una de las resoluciones de importancia del Congreso Nacional de Tribuna, junto a la campaña por un Plan de Lucha y Paro Nacional Docente de No Inicio con continuidad y asambleas para decidir, fue la defensa del frente único de los sindicatos recuperados de manos de la burocracia con los estudiantes y las familias trabajadoras. Ese frente unido tiene un canal concreto en la formación de los Comités de Seguridad e Higiene conjuntos para conquistar las condiciones que niegan el gobierno y los capitalistas, para centralizarlos en un gran movimiento popular, y para movilizar al pueblo trabajador en defensa de la educación pública y contra el ajuste educativo.

Esta orientación de clase fue profundizada en el debate congresal a partir de las experiencias recorridas por el Polo Obrero en distintas provincias y barriadas de la Capital y el Gran Buenos Aires que lo encuentran a la vanguardia de la lucha por becas, recursos y obras. Es necesario darle a estas expresiones un alcance nacional para poner en la calle a miles de trabajadores contra las políticas ajustadoras y la destrucción de la enseñanza. La intervención del Polo Obrero y del Frente de Lucha Piquetero es de primer orden para dar una respuesta popular con los padres y madres piqueteras que están en la primera línea de lucha contra el hambre, y para hacer de la defensa de la educación pública como una bandera de la clase obrera.

El “No Va Más” del movimiento piquetero independiente tiene que crecer también en el reclamo y movilización de las barriadas por las obras en las escuelas, el derecho a la educación y la vacunación masiva contra el sabotaje de los punteros del gobierno y la complicidad de las burocracias sindicales. La cuestión educativa va ocupando un lugar central en el escenario de la provincia de Buenos Aires y en todo el país. El movimiento piquetero que ha jugado un papel de primer orden en la lucha por la vivienda, por el aborto legal y contra los femicidios es un aliado natural de la docencia en esta lucha por las escuelas seguras, las obras, el salario y los derechos laborales y contra el ajuste.

El próximo Plenario Nacional Piquetero es una gran oportunidad para unificar esta pelea, y para votar la confluencia de los trabajadores desocupados y precarizados con los sindicatos combativos docentes y el movimiento estudiantil en una Gran Marcha Educativa que acompañe las medidas de acción directa de la docencia. La precarización educativa, las escuelas vaciadas, el agravamiento de las desigualdades sociales por el crecimiento de la pobreza y la desocupación y la pauperización de la docencia que se encuentra en su gran mayoría por debajo de la canasta de pobreza, colocan a la orden del día la unidad de la docencia combativa y el movimiento piquetero.

También te puede interesar:

Estuvo cumpliendo sus funciones "presenciales" desde principios de febrero. No recibió la vacuna.
Según cifras del Defensor del Pueblo la canasta escolar total sale entre los “$15.591 y $18.288”.
Marchamos al Municipio por asistencia a los comedores, aumento de los programas sociales, trabajo genuino, entre otros reclamos.
La medida fue parte de una nueva jornada nacional de lucha.
Es la primera acción el plan de lucha resuelto por el Plenario Nacional Piquetero.