29/05/2021

Jornada central del II Congreso Nacional del Plenario de Trabajadoras

A través de Prensa Obrera y Facebook Live.

El II Congreso Nacional del Plenario de Trabajadoras llega a su fin, mañana sábado 29 de mayo a las 15 hs. tendrá lugar el plenario de cierre luego de dos jornadas de intenso debate en comisiones, en las cuales participamos más de 8.000 compañeras y compañeres de cada una de las provincias que conforman el territorio nacional.

Esta extraordinaria movilización política da cuenta de la enorme disposición con la que cuenta el movimiento de mujeres y diversidades para luchar contra la opresión y la violencia que ofrece este régimen social. Cada une ha volcado su testimonio, aportes y experiencias en las comisiones donde le ha tocado intervenir. Todes recogimos del debate colectivo un programa y una hoja de ruta común para organizarnos por todas nuestras demandas, de manera independiente al Estado y las iglesias, principales responsables de los atropellos que vivimos a diario.

 

  La comisión de Femicidios, Violencia e Impunidad Estatal contó con una nutrida participación de familiares sobrevivientes de femicidios, quienes luchan a brazo partido para que se haga justicia por cada una de las pibas, sobreponiéndose a todos los golpes que reciben por parte de las instituciones del Estado, las cuales están al servicio de garantizar la impunidad de los agresores y perpetuar la violencia contra las mujeres. La desprotección que viven las víctimas por parte de la Justicia, la precaria asistencia del gobierno y el reforzamiento de la policía femicida fueron algunos de los aspectos que abordó la comisión. Entre otras conclusiones, estuvo presente la necesidad de pelear por la puesta en pie de un Consejo Autónomo de Mujeres, gestionado por nuestro movimiento de lucha y no por funcionarias de un gobierno ajustador y aliado a las iglesias, que defina las políticas destinadas a darle una salida a este flagelo. Por otra parte, coincidimos en la necesidad de avanzar en una reforma judicial que contemple la elección popular y revocabilidad de los cargos y la creación de un fuero único de violencia de género, en función de terminar con tanta impunidad y revictimización. La comisión de Trabajo Precario puso al desnudo a un régimen político que condena a la pobreza a amplias capas de la población y a las mujeres trabajadoras en particular. Allí estuvieron presentes las mujeres que todos los días se encuentran al frente de los comedores populares, la trabajadoras cooperativizadas, las estatales sometidas a contratos precarios, las vendedoras ambulantes, es decir, las mujeres más golpeadas por el incremento de la carestía. Muchas forman parte del movimiento piquetero que gana las calles poniendo de manifiesto que “con hambre no hay cuarentena”. La lucha por trabajo genuino, por el pase a planta permanente y por un seguro al desempleo de $40.000 fueron ejes sustanciales de la comisión. La comisión de Mujeres y Sindicatos, a su turno, agrupó a las mujeres que vienen batallando en sus lugares de trabajo contra el pacto social no escrito que mantienen el gobierno, las centrales sindicales y las patronales, el cual habilita topes salariales y despidos. La necesidad de expulsar a las burocracias sindicales, que hace rato han abandonado los reclamos de la mujer trabajadora, y construir una nueva dirección en los gremios fue una de las grandes conclusiones que recogió la comisión. Uno de los puntos más sobresalientes del congreso fue la comisión de Trabajadoras de Casas Particulares, la cual nucleó a cientos de mujeres que integran el gremio más feminizado del país y son víctimas de la discriminación laboral más absoluta. El aumento del 100% del salario, la registración de todas y que el gobierno las incluya en un plan de vacunación fueron algunos de los reclamos más destacados en cada una de las intervenciones de las compañeras. A su vez, quienes participaron de la comisión asumieron el compromiso de desarrollar en todo el país la Agrupación de Trabajadoras de Casas Particulares en Lucha para organizarse a nivel nacional por todas las reivindicaciones del sector frente a la inacción de los sindicatos burocratizados. Por su parte, la comisión de ESI y Separación de las Iglesias del Estado fue otra instancia destacada de las jornadas del congreso. Dicha comisión recogió la voz de les jóvenes que luchan por una educación sexual libre de preceptos clericales y al servicio de desarmar estereotipos de género, de les protagonistas de la marea verde que ganó en las calles la legalización del aborto y de les activistas contra el abuso sexual eclesiástico que actúa al amparo estatal fruto de la alianza que existe entre los gobiernos y las iglesias. Como vemos, luego de esta enorme deliberación, las y les compañeres tenemos en el plenario de cierre del día sábado una cita de honor, para poner en común todas las conclusiones y avanzar con cada uno de nuestros reclamos. Las dirigentes del Plenario de Trabajadoras y el Partido Obrero, Romina del Plá y Vanina Biasi realizarán el discurso de apertura y de cierre respectivamente. A su vez, decenas de luchadoras darán su saludo a este enorme congreso, que levantó bien alto el planteo “basta de hambre y femicidios”.      

También te puede interesar:

Entrevistamos a Yair Gyurkovitz, una de sus víctimas.
A propósito de sus dichos en Cumbre de la Organización Mundial del Trabajo.
La ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad recorrió el barrio Las Flores y el vacunatorio de Pami.
Los y las ancianas como variable de ajuste del Estado.