27/09/2021

“Registradas”: un incentivo patronal con salarios de indigencia

Sobre la nueva iniciativa gubernamental que pretende disminuir la informalidad laboral entre las trabajadoras de casas particulares subsidiando a lo empleadores.

El gobierno acaba de anunciar el lanzamiento del Programa Registradas, que apunta al registro de las trabajadoras de casas particulares a través del estímulo del pago por parte del Estado de entre el 30 y 50% del salario durante 6 meses. Mientras tanto, el empleador se haría cargo de la parte restante del sueldo, los aportes, contribuciones, ART, además de cumplir su obligación de registrar a la trabajadora.

Con casi un 70% de trabajadoras de casas particulares no registradas, de acuerdo al Informe del Indec del primer trimestre de 2021, de un total de 1.533.000 solo 495.000 se desempeñan en la formalidad (Clarín, 26/09/2021). La respuesta de Alberto Fernández, el Ministerio de Trabajo y el Ministerio de Mujeres frente a las sucesivas movilizaciones y reclamos de las trabajadoras de casas particulares por la urgente situación de informalidad, precarización y desempleo que atraviesa el sector es un subsidio a… los empleadores (!). Mientras tanto, no se dice una sola palabra acerca de la grilla salarial de hambre dictada por el Ministerio de Trabajo y los gremios mayoritarios del sector, que, tras la suba del Salario Mínimo, Vital y Móvil, quedó incluso por debajo de éste.

Hace 8 años se sancionó el Régimen de Trabajo en Casas Particulares, bajo el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, que establece importantes beneficios para los patrones, permitiéndoles deducir del Impuesto a las Ganancias tanto la remuneración como las contribuciones patronales de sus empleadas, sin embargo, desde su vigencia nunca se registró a más del 30% de las trabajadoras de casas particulares en actividad. El Programa Registradas no tiene nada que ver con mejorar la situación del colectivo laboral femenino más grande de nuestro país, el cual se encuentra en la más absoluta precarización, porque ya se demostró la ineficacia de este tipo de medidas que favorecen más a los empleadores que a las trabajadoras.

Este anuncio es parte de una serie de medidas cosméticas pergeñadas por el gobierno tras la derrota electoral, como el aumento al Salario Mínimo, que ni siquiera alcanza la mitad de una canasta de pobreza, o el IFE 4, que alcanzará a menos de un tercio de los beneficiarios del IFE de 2020.

La agrupación de Trabajadoras de Casas Particulares en Lucha viene de realizar una movilización al Consejo del Salario Mínimo y una asamblea en las puertas del Ministerio de Trabajo donde entregaron una carta reclamando a los funcionarios el inmediato “adelantamiento de las restantes cuotas del aumento salarial del 42% y la convocatoria de forma urgente a la Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares para plantear la reapertura de la paritaria, el 100% de aumento salarial de emergencia”, entre otras medidas.

Desde la Agrupación de Trabajadoras de Casas Particulares en lucha planteamos la necesidad de poner en pie un sindicato independiente que verdaderamente defienda los derechos de las trabajadoras del servicio doméstico y cuidadoras y una movilización al Ministerio de Trabajo y al Ministerio de Mujeres para exigir: registración ya, adelantamiento de las cuotas del acuerdo salarial, aumento de emergencia del 100%, seguro al desempleo, reincorporación de las despedidas, reconocimiento de la antigüedad retroactiva y moratoria jubilatoria a cargo del Estado y los empleadores para poder jubilarse sin aportes. SOMOS TRABAJADORAS, NO ESCLAVAS.

 

     

También te puede interesar:

El 3 de noviembre. Convocamos a concentrar a las 10hs en Obelisco.
Las trabajadoras concentraron en Obelisco y marcharon hacia la sede de Alem del Ministerio de Trabajo.
Ante la convocatoria de la Comisión Nacional de Trabajo en Casas particulares, que fijará el aumento de salario.
Este jueves 7, a partir de las 10 de la mañana, desde el Obelisco a la sede de Alem del Ministerio de Trabajo.