04/08/2021
Provincia de Buenos Aires

La juventud junto al FIT-U, para enfrentar la “grieta” de ajustadores

Con Romina Del Plá, Néstor Pitrola y Guille Kane impulsemos una gran campaña de punta a punta en la provincia de Buenos Aires.

Los partidos patronales, recién arrancada la campaña electoral, trabajan fuertemente por conquistar el voto joven. De ambos lados de la grieta se embanderan en ser los representantes de la juventud con slogans vacíos que se chocan contra las políticas de ajuste que impulsan. Lo cierto es que tanto la derecha como el Frente de Todos son los responsables directos del empobrecimiento de millones de pibes y pibas, del desempleo y del trabajo precario; ni hablar del derrumbe educativo.

Kirchnerismo y juventud

El kirchnerismo intenta conquistar nuevamente a la juventud, a sabiendas que la mayoría de les jóvenes los votó en el 2019 para sacarse de encima a la derecha macrista. Pero las promesas electorales de Alberto, Cristina y Kicillof no fueron cumplidas, más bien todo lo contrario. Desde el gobierno profundizaron el ajuste, poniendo por encima de todas las reivindicaciones populares el pago de la deuda externa y un nuevo acuerdo con el FMI que vinieron de la mano de las tijeras de Guzmán. Esto llevó a que el 50% de les jóvenes menores de 30 años sean pobres. La tasa de desocupación de las mujeres entre 14 y 29 años es del 24%, la de los varones de 17%. La precarización laboral hace estragos. Les jóvenes laburamos jornadas interminables y los salarios que cobramos, en muchísimos casos, están por debajo de la línea de indigencia.

Para intentar reconquistar a la juventud, desde el gobierno lanzaron recientemente el programa “Te sumo”, un engendro patronal donde apenas 50 mil jóvenes serían “contratados” por distintas empresas a cambio de salarios a la baja y dudosos contratos, es decir, demagogia que esconde más precarización.

No es casualidad que en todo el conurbano bonaerense se hayan desarrollado durante el último tiempo procesos de lucha y organización, por ejemplo, entre la juventud que labura en las Apps de reparto o entre quienes trabajan en locales de comida rápida.

Si miramos el panorama educativo la cosa continua empeorando. En la provincia de Buenos Aires entre el 40% y el 50% de les estudiantes quedaron afuera de la cursada virtual producto de la falta de conectividad. El gobierno puso en marcha el plan “Juana Manso” que tiene por objetivo entregar compus, pero hasta el momento entregó 120 mil a nivel nacional, cuando en total son 6 millones de estudiantes quienes necesitan una. Ni hablar del problema del acceso a internet que se siente con más fuerza en las barriadas populares. Las becas Progresar son insuficientes, menos de $2.500 por mes, y, para colmo, este año se impusieron nuevos requisitos excluyentes. Por sus pactos con la Iglesia el gobierno no avanza en dirección de una ESI laica, científica y contemplativa de las diversidades. La lucha por la ESI está en el corazón del movimiento secundario y de la juventud en general.

La contracara de este ajustazo educativo es la organización independiente de miles de pibes y pibas que salen a las calles a luchar por sus derechos de la mano de la juventud del Polo Obrero. El rol de la JPO poniendo en la agenda nacional el drama que viven millones de estudiantes que no pueden cursar es central y un enorme insumo para enfrentar el ajuste. Por supuesto que la JPO no solo se organiza por problemas de carácter educativo, sino que también lucha por trabajo genuino para les jóvenes, pelea para que ningún pibe no tenga un plato de comida, pelea también contra la represión y el gatillo fácil.

Un régimen represivo ¡Fuera Berni!

El gobierno de Kicillof es el gobierno de Sergio Berni, es decir, es un gobierno enemigo de la juventud. Con Berni la maldita Bonaerense se empoderó de manera alevosa: llueven los casos de gatillo fácil en todo su dominio y el hostigamiento de las fuerzas represivas a la juventud es sistemática. La desaparición forzada seguida de muerte del joven Facundo Castro a manos de la bonaerense aun sigue impune; Kicillof bancó a muerte a Berni, pese a la exigencia de Cristina Castro (mamá de Facundo) de que sea separado de su cargo.

Berni no solo fue sostenido sino que cada día fue tomando más protagonismo. Sus andanzas represivas continuaron en Guernica, desalojando violentamente familias indefensas, muchas de ellas compuestas por pibes y pibas. Si el kirchnerismo se pregunta por qué la juventud se resiste a votarlos debe buscar las respuestas en su política antijuventud.

La derecha

Del otro lado de la grieta se encuentra Juntos por el Cambio, una fuerza política que gobernó el país del 2015 al 2019 y lo único que tuvo para ofrecer fue un ajuste brutal, tomar deuda con el FMI y represión. Dejó su huella de sangre con la desaparición y posterior muerte de Santiago Maldonado a manos de la gendarmería. Hace pocos días se cumplieron 4 años de la desaparición de Santiago; Patricia Bullrich, responsable política de su muerte, se grabó en el lugar de los hechos para dar un mensaje claro: en Argentina reina la impunidad.

No hay nada que la derecha tenga para ofrecer a les jóvenes, al contrario, son quienes sin pelos en la lengua piden reformas antilaborales y plantean privatizar la educación. Que Vidal haya huido a CABA es ilustrativo de la repugnancia que genera en la provincia de Buenos Aires donde gobernó. Sin ir más lejos, es la responsable de la muerte de Sandra y Rubén cuando explotó su escuela en Moreno producto del estado calamitoso en que Vidal tenía a la educación pública.

Más a la derecha aun se encuentran los mal llamados «libertarios». Personajes sumamente desagradables con Espert a la cabeza (que es financiado por el narcotráfico) y que llegan al extremo de llevar en sus listas a negacionistas pro dictadura militar genocida. Personifican el programa ultrareaccionario que todo capitalista desea pero no puede ejecutar: represión a la juventud, misoginia y oscurantismo contra las mujeres y diversidades, precarización laboral, privatización del sistema educativo y de salud y eliminar las jubilaciones. En una palabra: libertad absoluta para explotar y humillar a les trabajadores. Con un discurso falsamente “antisistema” son la fuerza política que representa más agudamente los intereses capitalistas más sanguinarios. Es normal que sus seguidores sean mayoritariamente elementos fachistoides y reaccionarios. Los “libertarios” no logran levantar cabeza entre la juventud trabajadora, no es para menos.

La voz de la juventud

El cuadro electoral atravesado por una crisis aguda pone arriba de la mesa el desafío de que la juventud intervenga con un programa propio, que haga escuchar su voz con todas las reivindicaciones que tenemos por delante. La única fuerza política que traduce en el plano electoral las aspiraciones de la juventud es el Frente de Izquierda Unidad, que funda su acción y su programa en la unidad junto a la clase obrera para transformar la sociedad y terminar con la pobreza y la explotación.

Los otros bloques políticos son todos ajustadores, gobernaron el país, nos hundieron y nos golpearon especialmente a les jóvenes. Votar por ellos es votar ajuste, precarización y represión.

Vamos con la izquierda que se une para enfrentar el ajuste, vamos con el FIT-U

La campaña de la lista 1A del Frente de Izquierda Unidad, que lleva a Romina Del Plá, Néstor Pitrola y Nicolás del Caño a la cabeza, viene despertando un enorme interés y una gran movilización de miles de pibxs en toda la provincia. Venimos desarrollando asambleas masivas en las barriadas que tienen a los pibes y pibas en primera fila, grandes actividades de la UJS y la JPO en los centros comerciales y en las plazas principales de los distritos; reuniones en apoyo al FIT-U que nuclean estudiantes secundarios, terciarios y universitarios.

La juventud está harta de décadas de ajuste y hundimiento. Con el FIT-U podemos enfrentar a los capitalistas y pelear por lo nuestro.

En Latinoamérica se respiran aires de rebelión que encuentran a les jóvenes como protagonistas directos.
Sumar miles de jóvenes a la lucha junto al FIT-U es contribuir a que esos aires de rebelión lleguen a la Argentina, es conquistar a una vanguardia de luchadorxs para que la crisis la paguen los capitalistas.

Vamos por:

Trabajo genuino. Basta de precarización laboral. Salarios igual al costo de vida.

Aumento del presupuesto educativo. Abajo las reformas anti educativas. Compus y WI Fi para todes. Beca Progresar universal de $15 mil. ESI laica científica que contemple las diversidades.

Fuera Berni. Basta de represión. Desmantelamiento de la Bonaerense.

Defendamos el ambiente. Fuera las empresas contaminantes. No al acuerdo porcino con China.
No al pago de la deuda externa. Fuera el FMI.

 

 

También te puede interesar:

El avance del Frente de Izquierda. Escribe Néstor Pitrola.
En CABA movilizamos a las 16hs de Congreso a Plaza de Mayo junto a la Coordinadora de Estudiantes de Base.
Redoblemos esfuerzos de cara a las elecciones generales para concluir una gran votación.
Por un Congreso Piquetero Nacional que elabore un programa político, un plan de lucha y que una los sectores explotados contra el ajuste.
La actualidad de nuestro planteo, luego de las Paso.
El Polo Obrero fue clave para la recomposición electoral.