17/10/2020

La lucha por el plus de zona desfavorable en Río Negro: debates y algunas conclusiones

Masificar y profundizar el plan de lucha y en las calles, entre las prioridades de rurales y empacadores/as organizados de Villa Regina.

La organización y la lucha por el reconocimiento del plus por zona desfavorable de las y los trabajadores rurales y del empaque organizados de Villa Regina (Río Negro), con asambleas y acciones de lucha, ha traído importantes conclusiones.

En primer lugar, la de dar continuidad al plan de lucha, en las calles, camino a la temporada. Así surgió en los debates la necesidad de más asambleas en todas las localidades, de donde han llegado trabajadores/as a las marchas, dispersos, buscando una salida en este importante agrupamiento independiente. También se plantean los plenarios regionales, todo en el camino de un congreso de bases provincial de todo el movimiento obrero de la fruta, para ir al paro general por todos los derechos.

Debates

Alrededor de la lucha por la zona desfavorable se fueron incorporando otros reclamos y debates, tanto en rurales (Uatre) como en el empaque (Soefrnyn). Uno de ellos es la creciente desocupación, pero también los salarios de pobreza en el caso de quienes tienen trabajo, la ausencia de la cobertura de las obras sociales, el trabajo en negro e infantil. Como han manifestado en videos varios trabajadores y trabajadoras entrevistadas por referentes de esta lucha, en más de 20 años de trabajo nunca vieron a ningún dirigente de las seccionales recorriendo las chacras o empaques.

Otra conclusión de este combativo sector de rurales y empacadores organizados es que, en el camino para conquistar la zona desfavorable y un salario por encima de la línea de pobreza, resulta indispensable avanzar por recuperar su sindicato, entregado hace décadas por la burocracia a la patronal y el Estado. Particularmente en la seccional Nº 247 de Villa Regina se han evidenciado como nunca las relaciones de la burocracia con el poder político de turno, de cualquier signo político, y con la patronal. Varios concejales son hoy productores y han salido a rechazar abiertamente el derecho por zona desfavorable, o diluirlo entre sus dudosos reclamos de igualdad.

En esta lucha avanza la conquista de más de 600 firmas que exigen ¡Fuera Cariman! (secretario general de Uatre Villa Regina) y la realización de elecciones inmediatamente. Algo que hizo crecer la bronca es que la burocracia, empujada por la lucha independiente, tuvo que salir a confirmar que ellos sí cobran la zona desfavorable. Luego de esto, procedieron con amenazas a trabajadores y trabajadoras rurales que se organizan de manera independiente. Las amenazas también sucedieron en el gremio del empaque, ante una organización independiente de iguales características.

Por último, otro de los importantes debates que se están dando por estos días tiene que ver con la llegada de miles de trabajadores del noroeste argentino. En primer lugar, por la alta tasa de desocupación que atraviesa Río Negro, y en segundo por la realidad epidemiológica crítica que atraviesa la provincia, con contagios y muertes que no paran de crecer. De hecho, por estos días en el norte del país los casos crecen exponencialmente. Si sumamos el deficitario sistema de salud provincial, que se evidenció como nunca con la llegada del Covid-19, el cuadro de cara a la temporada se vuelve complejo, pero no para la patronal y el Estado, que improvisan apresurada y peligrosamente protocolos que no son los que exigen los y las especialistas de la salud. Por ese motivo es que proponemos una perspectiva de unidad de las y los trabajadores permanentes y temporarios, poniendo en pie y defendiendo comités obreros en todas las chacras y empaques, luchando juntos por protocolos bajo control obrero, por la zona desfavorable y por todos los derechos.

Conclusiones

La principal de las conclusiones es que la metodología de las asambleas permitió afirmar las agrupaciones independientes de rurales y empacadores/as, su organización, su lucha, en el camino de la conquista de su independencia sindical y política. A la vez, las asambleas provocaron que este sector se diera cuenta que tenían que sacarse de encima a la burocracia de sus sindicatos, es decir, de Uatre y Soefryn. Detrás de la lucha por la zona desfavorable, se dieron cuenta también que tienen que enfrentar al Estado y la patronal. De conjunto, este triunvirato de Estado-patronal-burocracia sindical sigue sin reconocer el derecho por zona desfavorable, negándolo año tras año.

La continuidad del plan de lucha de rurales y empacadores organizados/as de Villa Regina se ha definido como la punta de lanza de un gran movimiento obrero de la fruta de Río Negro (rurales, empaque y cámaras de frío). Un importante porcentaje de trabajadores y trabajadoras se encuentra aún en su mayoría contenido, tanto por aprietes mafiosos patronales y la burocracia, como por la complicidad del Estado. Por eso, otra conclusión ha sido generar acciones conjuntas con otros sectores en lucha de la provincia. La unidad con los sectores de trabajadores y trabajadoras de salud, estatales, y por tierra y vivienda ha sido comprendida como un ámbito para fortalecer un frente único de lucha de todas las luchas en curso, y que potencie a la vez cada pelea en particular, evitando su aislamiento.

Las agrupaciones de rurales y empacadores organizados/as de Villa Regina han crecido y fortalecido, y avanzan en un proceso asambleario sistemático como nunca antes visto. Se plantean, camino a la cosecha, masificar la lucha y en las calles, convocando mediante asambleas a miles. En ese sentido ambas agrupaciones ya han impreso el boletín Nº1 de cada agrupación. A la vez que pelean por arrancar a sus sindicatos de las manos de la burocracia, para ponerlos al servicio de la lucha, de manera independiente y por todos reclamos.

Como desde el primer momento, ¡la zona desfavorable la ganamos en las calles!

Por un congreso de bases de todo el movimiento obrero de la fruta de Río Negro.

Todo el apoyo. Zona desfavorable ya.

 

También te puede interesar:

El Estado y la justicia protege y ampara al clero.
Detrás de la trata de personas, negociados y explotación patronal con aval del Estado, la justicia y las burocracias de la fruta.
No al desalojo y no a la represión. El estado es responsable.
Con aval presidencial la gobernadora busca liberar las calles de reclamos obreros y comunidades mapuches.