01/07/2021

Córdoba: una hora más de presencialidad antisanitaria y más ajuste educativo

Las nuevas medidas del gobernador Schiaretti.

Walter Grahovac, ministro de Educación de Córdoba.

El gobierno de Juan Schiaretti, junto al Ministerio de Salud, Educación y Turismo anunciaron nuevas disposiciones para el próximo período en la provincia de Córdoba. En cuanto a la actividad educativa, continúa la presencialidad en localidades o conglomerados urbanos menores a 30.000 habitantes, en la semana del 5 al 8 de julio. Luego del receso escolar que concluye el 25 de julio, vuelve la presencialidad en todas las escuelas de la provincia a las que se les sumará una hora más de clases (5 horas presenciales en primaria y secundaria).

El propio ministro de Educación, Walter Grahovac, expresó que «no podemos seguir solo con lo remoto, porque hay muchas diferencias sociales» (El Puntal, 29/6). Son declaraciones de un impostor, porque él es responsable junto al gobierno que integra de todas y cada una de las medidas que acrecientan las diferencias sociales, entre ellas, el desfinanciamiento de la escuela pública. El gobierno no ha garantizado la educación virtual, pero tampoco la presencial.

Falta de inversión y presupuesto

Durante el alerta sanitario que ubica a Córdoba entre las provincias del país con récord de contagios y muertes, Schairetti impuso la presencialidad. Su política antisanitaria se cobró la vida de más de 20 docentes. La escuela presencial se desarrolló y se desarrolla en aulas gélidas, sin calefacción, gas, ni reparación edilicia. Recordemos que en la semana que transcurre y la próxima, aún hay clases presenciales con frío polar en algunas localidades del interior, como por ejemplo, Unquillo. Esto se da a pesar de los reclamos de docentes autoconvocados de Sierras Chicas que exigen el pase a la virtualidad. Una muestra clara de que se trata de una política que desprecia la salud de la población trabajadora y que no sigue parámetros sanitarios, ni mucho menos educativos.

En cuanto a la virtualidad, se lleva adelante sin dispositivos, ni conectividad libre. Cuando miles de jóvenes del Polo Obrero se movilizaron para exigirlo, no se les dio respuesta. No existe asistencia alimentaria caliente y saludable del PaiCor para niñes y adolescentes que desmayan de hambre, a pesar de que varios plenarios autoconvocados de escuelas y las propias asambleas y plenarios de delegado-as que realizó la conducción de Uepc para descomprimir la presión de la docencia, lo exigieron. Para peor, con un 50% de niñes en la pobreza, el gobierno recortó la entrega de cajas de alimentos. La propaganda gubernamental de la «educación como bandera» se lleva adelante con una reforma laboral de hecho que avasalla derechos del estatuto docente, a fuerza de memos antieducativos, con docentes suplentes sin trabajo y otros sin cobrar su haberes. El salario docente perdió ya más de 20 puntos respecto a la inflación y la paritaria vergonzosa que firmaron el SEP (Sindicato de Empleados Públicos) y  la Uepc la ubica como los peores acuerdos salariales del 2021.

Schiaretti apresura anuncios de una vuelta al aula presencial para el frío mes de julio y retoma la carga horaria escolar previa a los protocolos de pandemia para esconder su responsabilidad en el fracaso de la educación virtual. El planteo del gobierno busca imponer como eje de campaña la «escuela abierta» a como dé lugar como sinónimo de «educación» y para ello, va más a fondo en el ajuste.

El denominador común en virtualidad o bimodalidad es la falta de inversión y de presupuesto para la educación. Para una presencialidad sin condiciones, Schiaretti cambió los indicadores, los parámetros sanitarios y flexibilizó protocolos. Su política aperturista provocó el colapso del sistema de salud y las muertes. La conducción de la Uepc funcionó como uno de sus sostenes. La política patronal de la Celeste de Juan Monserrat, llegó a minimizar el fallecimiento de docentes y a culparlos por «no querer vacunarse».  Sin embargo, la intervención decidida y autoconvocada de la docencia hizo recular al gobierno en Capital y en varias localidades del interior.

Desafíos

Ahora, se plantean nuevos desafíos para lograr que no avance su posición. Se aproxima una jornada nacional de lucha docente para el 6 de julio, convocada por la oposición combativa y sindicatos recuperados. Allí se denunciará en todo el país la política antisanitaria de los gobiernos, que se expresa en magnitud en la explosión en la escuela de Neuquén y las muertes obreras. Se exigirán todos los recursos necesarios, el aumento del salario docente y presupuesto para la educación, no para el FMI y el pago de la deuda usuraria. Con el programa que desarrollamos durante  los cuatro plenarios provinciales de escuelas, es necesario preparar una gran movilización educativa para la fecha de anuncio de retorno a la presencialidad, junto a toda la comunidad que defiende la educación y la salud de la población. Profundicemos el camino forjado en la organización independiente de la docencia y la comunidad educativa.

El próximo sábado 3 de julio, vamos a participar del Plenario educativo del PO en el FIT-U para potenciar esta lucha por la defensa de la educación.

 

También te puede interesar:

Soledad Díaz y Emanuel Berardo encabezan una lista que expresa un proceso de lucha y organización contra el ajuste.
En un plenario con más de 500 asistentes se votaron iniciativas para intervenir en la lucha electoral.
Por una Educación Sexual integral científica, laica y respetuosa de las diversidades sexuales y de género.