22/04/2021

Paro docente por 48hs en CABA: un proceso de lucha en defensa de la salud 

¿Cuáles son las novedades educativas y las acciones resueltas por la docencia?  
Por Amanda Martín Secretaria gremial de Ademys

Con una alta participación en el proceso de debate en asambleas, reuniones y consultas, la docencia porteña renovó por 48hs más el paro docente para que se efectivice la suspensión de actividades escolares presenciales y el pase a la virtualidad, dado el grave cuadro epidemiológico.

Los fallos judiciales de la justicia federal incorporaron mayor incertidumbre al cuadro generado por la cautelar metida en CABA, suspendiendo la aplicación del decreto nacional del miércoles 14/4. Ahora la Corte Suprema de Justicia tiene la pelota, aunque no se sabe los tiempos e implicancias de su resolución.

A su vez, estos fallos generaron mayor bronca en la base docente contra ambos gobiernos y bloques políticos que en la legislatura porteña, hay que decirlo, fueron los que votaron a los jueces que dictaminaron estos fallos contra la salud pública, en una toma y daca clásico de intercambio de puestos y cargos entre el PJ-kichnerismo y el macrismo en CABA.

La bronca crece contra Larreta, quien se niega a aplicar cualquier medida sanitaria para mitigar la circulación del Covid. El hecho que reniegue de suspender las clases presenciales, mientras tampoco toma otro tipo de medidas preventivas, aparece como una política negacionista y, además, de choque frontal contra la docencia que venía denunciando la falta de condiciones sanitarias y educativas.

Por otra parte, también hay cierto descontento con el gobierno de Fernández. Extendiendo de forma tardía el decreto de suspensión de actividades presenciales para el AMBA por quince días, confirma lo que la docencia venía señalando respecto a la reapertura sin condiciones, la derogación del semáforo epidemiológico que encabezó el propio presidente en Olivos junto al Consejo Federal de Educación y, desmintiendo lo que repetían sus funcionarios como si fuera un mantra: “en las fábricas, escuelas o trasporte público los trabajadores no se contagian”.

Le ponen un ojo en todo el país

La novedad de las últimas horas, es que el “desaparecido” ministro Nicolás Trotta y el propio Fernández se reunieron y formularon la próxima etapa, luego del 30 de abril, para una “presencialidad administrada”.

Esto es una advertencia de sus planes, más cercanos a Larreta que sostiene que hay que mantener todas las actividades abiertas, a pesar de que la situación es crítica en todo el país.

Este escalonamiento de actividades sería por nivel y año escolar. Reduciendo la cantidad de días de asistencia, con cierres parciales y con permanencia de los últimos años de escolaridad, en base a su propia evaluación de la situación. (Perfil,21/4).

Hay que recordar que el propio DNU nacional no fue aplicado por los propios gobernadores del PJ.

Cuando todos los pronósticos para las próximas semanas indican que se va agravar la situación epidemiológica y sanitaria este “plan” del gobierno, que improvisa constantemente, reafirma su negativa a tomar medidas restrictivas de emergencia que exige la situación, pero que choca con la orientación más general del gobierno de no afectar la economía, siguiendo su línea de ajuste fondomonetarista.

El proceso de lucha

La situación tan dinámica fue encarada por la directiva multicolor del sindicato Ademys, considerando todo el proceso de lucha, orientando y evaluando las medidas en asambleas abiertas, marcado las responsabilidades políticas tanto del gobierno de CABA como el de Nación y destacando la necesidad de intervenir como trabajadores en la crisis sanitaria abierta por la pandemia.

El paro del miércoles 14 arrastró a los sindicatos como UTE y otros a llamar a parar, generando mayor adhesión a la medida de fuerza. Así, se sumaron incluso escuelas privadas, que derivaron en amenazas de descuentos y represalias patronales con despidos, como en la ORT, que también es parte del proceso de lucha que enfrenta la docencia en estos momentos.

Los paros son activos y militantes. Con revaluación constante y mandatos de escuelas. Las asambleas llegaron a congregar 1.000 participantes. Con acciones previstas, como semaforazos, el apoyo a la acción en el ministerio de salud por reclamos de vacunación universal y con apoyo a la marcha de la juventud piquetera a los ministerios de educación por dispositivos y wifi, única forma de garantizar el acompañamiento pedagógico es este cuadro.

El fondo de lucha puesto en pie busca contrarrestar el ataque por descuentos de la patronal. La ilegalidad de los mismos también se denunciará en el ministerio de trabajo nacional, dado que la docencia porteña no tiene por qué afrontar posibles descuentos por luchar para que se tome una medida sanitaria, que el gobierno nacional debería hacer cumplir.

Este proceso sigue su curso, que tiene su hilo en todas las medidas y acciones que el sindicato y las agrupaciones que lo integramos fuimos elaborando junto a la docencia combativa. Una enseñanza para la docencia que mira con desconfianza a la burocracia sindical integrada al gobierno, que anuncia sus paros por la TV, como también a los grupitos ultimatistas que se dedican a atacar a los que estamos encabezando las acciones de lucha, a través del frente único, al punto de oponerse a apoyar a la juventud de los barrios, al movimiento piquetero independiente, que va a realizar una nueva marcha por recursos educativos y becas este próximo viernes 23 en Pizzurno.

Desde Tribuna Docente intervenimos activamente en todas las fases del proceso de lucha, con un planteo integral frente a la crisis, aportando los 10 puntos de condiciones sanitarias y educativas que deben garantizar el gobierno, extendiendo esta lucha a todo el país.

¡Viva la lucha docente! ¡Viva la unidad docente-estudiantil!