03/03/2021

Paros y movilizaciones docentes en 14 provincias

Que Ctera convoque un paro nacional por su triunfo.

El comienzo del ciclo lectivo estuvo lejos de la normalidad que anunciaron Alberto Fernández, los gobernadores, el Consejo Federal de Educación y la dirección de Ctera. Al contrario, está marcado por un proceso huelguístico en 14 provincias.

La depreciación del salario, el derrumbe edilicio, la crisis sanitaria, el ahogo presupuestario, la pauperización de las familias y de los alumnos provocada por los gobiernos y permitida por las burocracias sindicales han convertido a la educación en un gran campo de lucha que involucra a 15 millones de trabajadores, entre docentes y comunidad educativa. Debe agregarse que centenares de escuelas de todas las jurisdicciones del país permanecieron cerradas por su deterioro y la ausencia de insumos elementales para enfrentar la pandemia.

El alcance de las medidas de fuerza

En Chaco, el paro es de cinco días y fue total, acompañado por una masiva movilización que se dirigió a la sede de gobierno, completamente vallada para que no lleguen los manifestantes. La docencia reclama el cumplimiento de la cláusula gatillo que el gobernador Capitanich incumplió, y rechazan el 12% en cuotas de aumento ofrecido, una verdadera burla. Está planteado el reclamo de recuperar lo perdido el año pasado, el incremento del 2021, un salario básico de $56.000 y condiciones seguras para la presencialidad.

En Neuquén, Atén va a la huelga también por cinco días desde el 3 de marzo, lo que fue impulsado por las seccionales y minorías multicolores e impuesta a la dirección burocrática del TEP, del secretario general Marcelo Guagliardo. Los docentes rechazaron el aumento del 12% del salario básico, y el ofrecimiento de un incremento general que, con sumas fijas, apenas alcanza el 28%, además de exigir condiciones que hoy no existen para la presencialidad.

En Mendoza, el SUTE recuperado impuso un duro golpe al gobierno derechista de Juntos por el Cambio, con un masivo paro de 48 que rechazó el incremento de pobreza por decreto del gobernador Rodolfo Suárez y de Alfredo Cornejo, exgobernador y presidente del Comité Nacional de la UCR. Pero el principal traspié patronal probablemente es que la base docente mendocina le pasó por arriba al nefasto presentismo esclavista del “ítem aula”. Está planteada la continuidad del plan de lucha por todos los reclamos, incluida la derogación del presentismo que obliga a las/os docentes a ir a trabajar enfermos. En el 2007, otro sindicato recuperado –Adosac de Santa Cruz- quebró con una gran huelga un presentismo tanto o más feroz impuesto por el kirchnerismo. A partir de allí se abrió una capacidad de lucha que terminó imponiendo el blanqueo completo del salario docente santacruceño. El paro de SUTE es un reforzamiento para la lucha de los estatales en Mendoza, que enfrentaron la política de tregua de las burocracias de Ate, Judiciales, etc.

En Santa Cruz, Adosac está cumpliendo 48 horas de paro, acompañado por un caravanazo masivo hacia la casa de gobierno, en medio del discurso de Alicia Kirchner en la legislatura. Rechazan un aumento en dos cuotas del 20%, cuando el salario en educación viene sufriendo un atraso enorme en comparación al avance de la inflación, dejando al recién ingresante en 32 mil pesos contra un estimado de 80 mil pesos de la canasta familiar patagónica, y en rechazo de la presencialidad hasta que no existan las condiciones para ello.

En Entre Ríos hay un no inicio de 72 horas de Agmer. El gobernador del FdT ofreció un 15%, en medio de escuelas derruidas. Agmer plantea recuperar lo perdido en el 2020 por inflación, un plan de recuperación equivalente al 36,1%, más un compromiso de actualización para no perder por inflación en el corriente año. El plan de lucha fue impuesto por el descontento reinante en la base docente, y la intervención de las minorías multicolores, que obligó a la dirección celeste-roja-y-negra (filo PCR) a marchar al no inicio.

En Tierra del Fuego, el Sutef realizó un paro de 48 horas, y un caravanazo sobre la legislatura reclamando condiciones y que el gobierno provincial mejore la oferta salarial.

En Catamarca, la intersindical (UDA,SADOP,ATECA,SUTECA,SIDCA) está realizando medidas de acción durante toda esta semana, (cortes rotativos de calles, radios abiertas, caravanas, clases abiertas, asambleas escolares), pero votó también paro por 72 hs los días 8,9 y 10 de marzo.

En Formosa convocó al paro el Gremio de Docentes Autoconvocados, que se movilizó junto a Tribuna Docente a la legislatura, reclamando básico de $56 mil y condiciones para la presencialidad.

En Misiones, hubo paro de 24 horas el martes 2, pero la Mesa de Lucha (Unión de Docentes de la Nueva Argentina Misiones (UDNAM), Movimiento Pedagógico de Liberación (MPL), Unión de Trabajadores de la Educación de Misiones (UTEM), ATE-Docente, Tribuna Docente y Autoconvocados) ya resolvió paro de 48 horas para el 9 y el 10, por 33% de aumento de bolsillo y $18.000 de salario básico, más las condiciones para la presencialidad y las condiciones laborales.

En CABA, Ademys volvió a pararle 24 horas al gobierno de Rodríguez Larreta, en una difícil medida ante la completa arrugada de Ute-Ctera y los demás sindicatos que volvieron a garantir un normal comienzo de clases para el más emblemático de los gobiernos de la derecha de Juntos por el Cambio.

En Buenos Aires, los Sutebas Multicolores pararon 48 horas, en una huelga provincial dispar pero importante en las seccionales recuperadas. En Matanza, el paro fue del 60 %, algo menor en Ensenada y Trigre. Además centenares de escuelas no pudieron empezar por su estado, por ejemplo el 20% de las escuelas de La Plata y el doble de ese porcentaje en Tigre. En Bahía Blanca se registraron movilizaciones de padres reclamando por este motivo frente a escuelas. El plan de lucha continuará el próximo 8 de marzo, igual que en Ademys, en el marco del paro internacional de Mujeres. La cuestión de las comisiones conjuntas por escuelas de docentes, alumnos y padres será de gran importancia, sobre todo al comenzar las clases secundarias.

En Tucumán una masiva autoconvocatoria de la docencia –principalmente desenvuelta por La Mesa de Coordinación de la Unidad Docente que agrupa a listas opositoras a la burocracia de ATEP, agrupaciones docentes varias, Docentes Unidos del Sur y las asambleas de docentes desocupados y de Plan Fines, copó la semana pasada con más de 2000 compañeras/os la Plaza Independencia, paró 48 horas el 1 y 2 de marzo, con movilización ese día a la casa de la gobernación. Otro grupo menor movilizó por separado. Hemos planteado la unidad del movimiento.

En Salta, también docentes autoconvocados fueron a la huelga, en la Capital y más fuerte en el norte de la provincia.

En Jujuy, el clima es más que tenso. La paritaria aún no se cerró, porque el cuadro de las escuelas es desolador y la falta de insumos de higiene y seguridad también. El panorama se completa con un misérrimo ofrecimiento de parte del gobernador Morales de un 15%, quien dijo públicamente que convocaba a l maestros y profesores a que acondicionaran las aulas ellos mismos, “porque quieren lo que queremos toda la comunidad, que los niños vuelvan a las escuelas».

Y en Río Negro, al momento de terminar la redacción de esta nota, desbordada por la bronca de la base docente, UNTER resolvió el paro de 48 horas a partir de este miércoles 3 de marzo, y rechazó el ofrecimiento de un 29% de aumento en cuatro cómodas cuotas.

Ctera debe romper con el gobierno y convocar a un paro nacional docente

Más de la mitad de las provincias están en lucha, y en las que no se ha podido aún saltear el bloqueo de la burocracia sindical celeste, la bronca de la docencia va creciendo. La parálisis de Ctera sólo responde a su integración a la patronal, al gobierno nacional y al Consejo Federal de Educación. Exigimos a Ctera que responda a los maestros y no a los gobiernos, y convoque a un paro nacional para el triunfo de los reclamos de todas las provincias. Somos críticos de la paritaria del 32% en cuotas al conformado, pero resulta que Ctera no lucha siquiera apoyando a las provincias que lucha por replicar ese aumento en sus jurisdicciones. Otras, por supuesto, reclaman que el aumento tenga que ver con la verdadera inflación y el valor de la canasta familiar.

Llamamos a la oposición multicolor y antiburocrática a darle continuidad a este plan de lucha, por el salario básico nacional de $56.000 y para arrancar las condiciones que hoy no existen para la educación presencial, y el conjunto de los reclamos de la comunidad educativa.

Planteamos además la necesidad de una gran movilización nacional en defensa de la educación, y de un plenario nacional de la docencia combativa para organizarla.

El proceso abierto en la educación, que arrastró a sectores de la propia burocracia celeste, expresa un gran terreno de lucha, que hoy es uno de los puntos de ruptura de la contención sobre el movimiento obrero de las centrales sindicales de todo color, en primer lugar Ctera y la CTA-Yasky. Marca un rumbo ante el pacto social del gobierno y la burocracia sindical que pretende imponer el techo del 29% en cuotas. Apoyemos y extendamos la lucha docente, impulsada particularmente por los sindicatos y seccionales multicolores y antiburocráticos de todo el país.

También te puede interesar:

Las asambleas y el Congreso Provincial de Adosac determinaron paro de 24hs para este viernes 17/9.
¿De qué se trata el sistema de vouchers?
Recorrida por Neuquén, Plottier y Cutral Co-Plaza Huincul.
Les estudiantes nos organizamos contra la presión del gobierno por exponer la salud de toda la comunidad educativa en la vuelta a la presencialidad.
El Frente de Unidad Docente Bonaerense convalida el ajuste salarial.